a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 21 de noviembre de 2016

El amor filial ... ¿Qué sería de los padres sin ese amor?


Fotografía de Elliott Erwitt


21 noviembre 2016                                             2012-2009   


Yo notaba que la vida le estrechaba el ser, la salud y algo más, era un sufridor recalcitrante.

  • Casi 65 y el único alimento que entra en mi casa es lo que yo aporto desde mi maltrecho negocio inmobiliario de intermediación, parece que le decía un amigo mío a otro, que es menos amigo. 
  • ¿Como es posible?, no sé de que te has de preocupar, vosotros solo sois dos, le decía el que escuchaba al que estaba perdiendo el ser. 
  • Éste, le dice, sí, pero resulta que mis tres hijos ya no trabajan y ahora con mas de treinta años se me vienen a comer a casa y me preguntan de que van a vivir. El problema. además, es que tienen hijos 
  • y dos BMW y un Mercedes - le apostilla el que escucha 
  • sí pero apenas los usan - contesta el primero.
  • Estoy con ansiolíticos y con cierta depresión, dice mi médico, pero lo peor es que he dado un importante “bajón físico” y no sé que hacer
  • ¿Sigues quedándote con los nietos los sábados por las noche para que ellos puedan salir? - le pregunta el que escucha al que gimotea su mal, 
  • pues sí - dice el de los ansiolíticos, 
  • ¿y los domingos sigues llevándolos a comer al mejicano a todos?
  • pues si, 
  • ¿y sigues pagándoles el colegio de los peques? 
  • si 
  • ¿me has dicho antes que tus hijos se van un mes de vacaciones a Granada la semana que viene, al apartamento ese que tu pagas la hipoteca?
  • si, si, claro, es que no quiero que sufran lo que yo estoy sufriendo. 
  • ¿Tus hijos trabajan en algo? 
  • pues no, estaban conmigo y ahora no hay trabajo para todos. 
  • ¿Y que hacen? 
  • pues no lo sé muy bien, yo sé que buscan sin parar, pero no encuentran 
  • ¿la semana pasada me pareció ver al mayor en el Spa de la Calle Arpón? ¿Estaba buscando trabajo allí?
  • si, si, con eso siguen, no lo pueden dejar, además en ese círculo buscan amistades que les puedan dar oportunidades
  • ¿Y lo pagas tú?
  • Claro, ellos no tienen un duro
  • Pues cuídate mucho amigo, es posible que con los ansiolíticos no tengas bastante. Esa fue la despedida del amigo que escuchaba al que no es tan amigo mío.

Nosotros, (el amigo más amigo y yo), nos fuimos sin más, simplemente lo hicimos a sabiendas de que nuestro amigo no estaba solo en el problema, quizás sean una legión, pero es lo que son, una generación generosa que disfruta siéndolo, sabiendo que ese amor que ellos regalan a sus hijos, éstos se lo agradecerán eternamente. En la Ser, en la hora golfa de la noche, hay un programa que hablan mucho de estas cosas, del enormísimo amor de los hijos hacia los padres, de la soledad del guerrero vencido por la crisis de valores y de otras cosas así. Y es que la única cosa que dura toda la vida es el amor de los hijos hacia los padres ... y, al parecer, y viceversa. Ave María Purísima.





enriquetarragófreixes



8 comentarios:

  1. Tapando la realidad a los hijos con más de treinta tacos?? En fin Pilarin,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay Padres que no saben ver a sus hijos como son de verdad y eso, al parecer, es un mal muy extendido, amigo Antonio. Me ha gustado lo de Pilarín.

      Eliminar
  2. Qué tema complicado Enrique que has tocado. Siempre digo que yo no juzgo nada ni nadie; menos que menos la relación entre padres e hijos. Trabajo en un geriátrico, historias hay muchas, tantas realidades... lo único que me siento en grado de opinar, y es sólo mi personal "visión", es aquello que he enseñado a mi propia hija... nada es "debido", menos el amor y el respeto... son sentimientos que se "ganan" y se cultivan... recuerdo cuando mi hija era chica (hace ya bastante tiempo atrás) cuando le explicaba la diferencia entre mi deber de madre de "vestirla" y mi elección de hacerlo con determinadas prendas, el primero es el deber que asumí cuando elegí traerla al mundo, la segunda es una elección de amor...

    Bueno... creo que me "volé"... espero me disculpes, lo mismo que por haber tardado tanto en llegar a tu espacio. Te dejo un beso y el deseo que inicies muy bien tu semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Alma, es cierto, es un tema controvertido y que cada cual cuenta como lo vive, aunque en cuestiones de primer grado la tolerancia es una adicción, aunque sea respetable.
      Para mi es un honor verte por este humilde escenario ... yo admiro a esas personas que como tú saben escribir desde el alma y para el alma ... yo soy un un viejo estudiante de ciencias, ahora aprendiz de lo que nunca pude dedicarme ... las letras.
      Mil gracias y un fuerte abrazo, escritora.

      Eliminar
    2. Ainsssssssss Enrique... gracias y mil veces gracias por tan lindas palabras y tan bello concepto que tenés de mí... pero lejos estoy yo de ser una "escritora"... como vos, hace unos años he elegido plasmar en letras aquellos sentires del alma, aquellos pensamientos que dan vueltas por mi cabecita... y gracias a dos grandes amigos que me "convencieron" a crear mi "playa"... pero me falta mucho camino para considerarme una escritora.

      Un besote... y el honor de este "intercambio" en letras es totalmente compartido, no tengas dudas, leerte enriquece.

      Eliminar
  3. Cada uno habla desde su perspectiva. Y no hay más lotería que resulte más impredecible. Aceptarlo de la mejor manera y dar gracias porque tengamos uno de los números premiados, y hablo por mí.
    Buena reflexión para empezar la semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reflexiones, siempre, en escenario ajeno aunque cercano, querida amiga Paz. El punto de vista es primordial para ver las cosas de una manera o de otra ... como ejemplo sirva ver la madre de cualquier asesino de niñas defender a su hijo en la puerta de los Juzgados.
      Feliz noche, casi, amiga.

      Eliminar