a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 28 de octubre de 2016

Ya no soy nadie




28 octubre 2016

"Chillaba la madre, la hija, los niños y hasta en la tv andaban discutiendo a gritos los que más saben de casi todo por la cuestión de las cosas de la política del  día. Decidí salir de casa con cualquier excusa y lo hice, vehementemente, hacia la Playa. Allí estuve hasta la hora de comer. Estando sentado aquí, en mi banco, noté un dolor profundo en el pecho y me sentí morir ... pasó al rato y respiré de modo profundo y sucesivo, según me enseñaron en el Hospital cuando tuve  el primer infarto. No era mi hora Eurico. Desprecié, en esos segundos que duró esa terrible sensación, que mis ansias de vivir fueran superiores a las de morir y pensé lo peor, sí, pensé que hasta eso sería lo mejor para mi, morirme en soledad. Ya no soy nadie, no ocupo espacio de preocupación alguna para ninguna persona de mi entorno y mi vida no tiene horizonte alguno a la vista de mi cansada necesidad de vivir. Soy un estorbo y ..."

Encontré a Pablo sentado en un banco de la Playa y apenas pude decirle el obligado "holaquetalcomoestás" que ya estaba contándome sus razones para mostrarne su escasa felicidad y su, para él, indigna vida. Cuando terminó ... respiré hondo, busqué en ese rincón de los asuntos para guardar de mi fiel móvil y le leí el "no te rindas" de Mario Benedetti, le dejé oír algunas de Aute, Sabina, Serrat y Milanés... y, como no, también de Mozart. Luego le hablé de los otros, de los que de verdad tienen o tenemos, un panorama vital escaso; de la esencia de saber ocupar el espacio que cada humano le corresponde en cada edad; de lo dichoso que debiera ser él con sus tres hijos viviendo como él supo educarlos, con sus siete nietos que le hacen temblar con sus caprichos y, especialmente, con su amante, fiel y resignada esposa que cada dia le necesita más aunque él no lo sepa ... no sé si lo conseguí, pero al despedirse me dio un fuerte abrazo y quedamos en tomar café, mañana mismo, en el Ateneo ... bien temprano, como solíamos hacer antes.




Enviado desde S6+Edge





enriquetarragófreixes




2 comentarios:

  1. Cuando tengo ansiedad o arritmias respiro con el diafragma para calmar mis locuras
    bello tu texto
    Tan humano y grande como sos vos
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una muy buen praxis, querida Mucha, el diafragma calmado, cuerpo felizmente usado.
      Feliz sábado querida poetisa

      Eliminar