a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 14 de octubre de 2016

Estuvo allí ... (heißen Kaffee)


14 octubre 2016

Tomó  su café se levantó  y se fue con el mismo balanceo con el que llegó.  Había pedido, con cierto acento germano, un café  muy caliente que no llegó; dijo que le gustaba ese rincón  porque era una fumadora empedernida pero no encendió  cigarrillo alguno; dijo que él la abandonó hace un par de años porque un maldito cáncer le robó la vida, y que desde entonces no sabía vivir ... y me lo dijo sin que nadie oyera palabra alguna ... ¿Quieres tomar algo Enrique? - Una voz amiga me liberó de mi inconsciente abstracción sin que aún ahora haya sabido entender por qué  esa linda veterana de acento germano y triste sonrisa de ángel, se apareció  ante mi y me contó lo que nunca nadie pudo ver ... ni oír. Ahora, cada vez que paso por allí me parece ver su pamela, igual que su tristeza de amor perdido, colgada ahí, en lo alto del lugar donde quise verla.

Si creéis tener un amor, no lo dejéis de alimentar ... quizás, alguna vez, tengáis que arrepentiros de no haberlo hecho siempre. 




Enviado desde S6+Edge





enriquetarragófreixes




No hay comentarios:

Publicar un comentario