a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 27 de noviembre de 2016

Alguien que se parece mucho a ti


old-man

27 noviembre 2016

Buscando la soledad, tras un día de lucha con los enanos, te encuentras con alguien que se parece mucho a ti. ¿Qué le pasará? ¿será viudo?, parece cansado. Quizás solo esté enfermo, piensas mil cosas de él, pero no le digas nada, seguro que ya tendrá bastante con “lo suyo” y, hoy, siendo domingo, habrá tenido mucho que hacer por eso lleva ese gesto de cansancio y de dolor que le delata. No sé. Puede, también, que haya estado jugando con sus nietos hasta hartarse y por eso está así. Claro, eso será. Pero … y si lo que quiere, tras un día de soledad tremendo, sin nadie a quien besar o acariciar, es tumbarse en la cama y olvidar que un día nació o que otro se fue Madrid a fracasar en ese proyecto donde nadie le llamó. No sé, pobre hombre, ¿Qué le pasará? Quizás deba decirle algo para que se anime, que vea que hay gente amable por el mundo y hasta puede que le saque una sonrisa si le cuento el chiste del ascensor que se para en la planta 89 de un edificio de 6 seis plantas el cual, por cierto, nunca entendí, ni nunca me hizo gracia. No sé que hacer, pero lo haré … Levanto la vista y cuando voy a decirle algo me doy cuenta que no hay nadie, que es mi imagen la que se ve en el grandioso espejo del ascensor y la que está frente a mi.





enriquetarragófreixes



2 comentarios:

  1. Muy bonito Enric,,,,es cierto, todo empieza y acaba en uno mismo. Lo que creemos que nos es ajeno, cada vez nos es más familiar! Un abrazo

    ResponderEliminar