a:hover { text-decoration: underline;

martes, 27 de diciembre de 2016

Una idea muy penetrante ... ¡¡¡ Querer vivir !!!


27 diciembre 2016

"Lo mejor es hacer ver que no pasa nada, que todos los días son iguales y que nada cambia por mucho que la apostólica y Santa tradición imponga en estas fechas lo de que hay que ser feliz por que lo manda el calendario." ... así se desayunaba Rafel, el chiquet de Agost, a la hora en la que todos hablan de lo espectacular que fue la cena de Nochebuena o el "coma" culinario de la comilona del día de Navidad. Todos saben que Rafel, enviudó hace un año y no tiene hijos ... solo sobrinos a los que no ve desde el entierro de su Maru, a principios de enero.

Leonor, cosa poco habitual en ella, anda sentada tomándose un carajillo de Anís Tenis, (quizas ya lleve dos), muy callada y con la vista en un punto indeterminado de su escenario terrenal ... me mira y me dice medio ininteligiblemente ... "Por favor, no habléis tan alto ¿a quien coño le importa lo que habláis?"

Julián anda callado, también, en una mesa en solitario con su Tablet abierto esperando una llamada por Skype de su niña, que está de viaje con su marido y sus tres hijos, (los nietos de Julián), por Los Alpes Suizos. Me mira emocionado y me dice ... "quedan quince minutos  para que me llamen".

La sorpresa fantástica e inimaginable, de hoy es que Matilde, esa bella mujer que ya cumplió sus setenta pero sigue con cuerpo y maneras de niña de revista del corazón ... "Ya son dos años chicos y me han dicho que sigo limpia ... no estoy fuera, pero el dichoso cáncer se aleja de mis entrañas". Estaba feliz, llevaba en su faz  la belleza de los que aman la vida por que la han visto como se puede escapar en cualquier momento desde muy cerca; de los que saben que lo que nos queda es un puro regalo; de los que no ignoran que perder el tiempo en lo material por encima de los sentidos es pura estupidez;  son de los que forman parte de ese mágico grupo de los que han aprendido que eso de andar navegando por el mundo de los sueños es una forma de saber vivir una nueva y necesaria realidad; de los que quieren estar en ese Mundo útil, necesariamente habitable y al que la Sociedad actual, condenada a las peores plagas cuales son la insolencia, la estupidez y especialmente la del desprecio por la vida a la que le niegan el saludo y hasta su espacio en una cruel, inexplicable y testaruda confirmación de que la estupidez humana existe pues es la única especie animal que tiende a la autodestrucción.

Mi Bravo de hoy va por esos solitarios y abandonados amigos que son capaces de sobreponerse a la soledad y al olvido al que la Sociedad actual les condena y un bravo enorme y muy especial, para Matilde, a la que debemos dar una especial Matrícula de Honor por su capacidad para sobrellevar su mal de males ... "Matilde: Eres, hoy, nuestra héroe del día ... y quizás la del año ... siempre mujer, como no".



Enviado desde S6+Edge




enriquetarragófreixes





4 comentarios:

  1. por ahi lei que la gente que tiene pocos amigos y sabe estar sola tiene un coeficiente mayor a los normales.Yo estoy en ese grupo pocos amigos y la soledad me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener como amigo a la soledad de uno mismo/a, es un gran premio, querida amiga. Yo comparto la soledad, (la mía), con la alegría, (la mía), la tristeza, (la mía) y mi vida, (con Ella).
      No hay mejor compañía que la de uno mismo/a.
      Un fuerte abrazo, amiga Mucha.

      Eliminar