a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Una inocentada sin gracia ... como le hicieron al mismísimo Adán



28 diciembre 2016

Juana estaba como loca ... "¡¡¡¡ Me han tocado los ciegos !!!!" - gritaba como una poseída por el demonio del amor ... y cuando vio que estaba yo a punto de llorar, se da la vuelta y muestra en su camiseta una imagen de una banda de hermanos del Steve Wonder tocándole un culo muy bien dibujado, (por cierto), por encima de donde habita el suyo. Una broma genial pero, mientras todos se partían el culo a reír de forma sonora y grosera, yo me quedé como el cura cuando entra la Loli taconeando de forma sonora a la misa de ocho y se sienta en la primera fila ante la atenta mirada de todos los viejales y la de las muy atentas damas del visillo cultivador de rumores.


El niño de la Andrea, (la que lleva el negocio de Loterías del Estado en la esquina del Carrer La Llum), cuando le entrego la primitiva semanal para renovar, pasa el boleto de la semana pasada por el lector de premios y empieza a gritar ... "¡¡¡ Fotre, Enrique, te ha tocado el jocker millonario, te ha tocado ¡¡¡"... y a mi me ha dado un mini-infarto-desmayo, que me han tenido que sentar a la vez que me daban un vaso de agua para reanimarme. Todo eso pasaba mientras el enano veinteañero de La Andrea, (insensato, trastocado y muy retrasado intelectual y social, todo él), se partía el culo, (también), de risa, gritando ... ¡¡¡¡¡¡ Se lo ha creído, se lo ha creído !!!!!

Mientras estaba comprando la fruta del día, se me acerca una señora muy mona ella, más o menos de mi edad, pero de buen ver, y me dice al oído ... "Compre esas manzanas golden que son estupendas para subir la líbido, mi novio las toma y ... un tigre". Me he quedado congelado, especialmente por el tono con el que me lo ha dicho y yo, machito que soy, mientras alimentaba mi ego, veo a la linda de la líbido como se junta con un grupo de señoras, todas ellas del estilo de la Jane Fonda de hoy, muy pijas y muy in, y que tras un breve cuchicheo entre ellas, estallan todas en risa pija lanzando su mirada sobre mi. Fue una inocentada más, luego me lo dirían, y yo como incauto machito que fui, tuve que devolver a su caja las cuarenta manzanas golden que había puesto en mi bolsa ... con gran decepción, claro.

Las inocentadas están bien, claro, pero sólo tienen gracia cuando se las gastan a los demás ¿Verdad? No obstante, ahora que ya nadie me ve, me río recordando las inocentadas que me han gastado hoy, muy especialmente con la del asunto de las golden ... y es que ...





Enviado desde S6+Edge

8 comentarios:

  1. Todo un poema viéndote devolver las golden, dinero daría por verlo, pero...¿y si esta es la tuya? la inocentada me refiero.Feliz y buena noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no fue mi inocentada, querida amiga paz, fue una realidad oculta, sí, de esas que te gusta vivir cuando nadie te ve ... ni te escucha.
      Un abrazo, amiga

      Eliminar
  2. Me alegra saberte con una sonrisa, querido amigo. Extrañaba leerte, mas este blog tuyo de blogspot siempre me cuesta trabajo encontrarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aliney, gracias por venir, (como diría la Morgan), y sí, mi sonrisa es estática porque si no la mantengo se me caen los carrillos ... jajaja.
      Ah, si no me encuentras basta con que pongas en tu buscador de Google "etarrago" y me encuentras.
      Feliz último viernes del año.

      Eliminar
  3. me encantó la maravilla de tu texto
    prefiero las manzanas rojas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, querida Mucha, usted si que sabe linda chica.
      Yo sigo en mi empeño ... "Cinco minutos son suficientes para vivir una vida entera, así de relativo es el tiempo"

      Eliminar
  4. Disfruto leyéndote y no es una inocentada.

    ResponderEliminar