a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 4 de enero de 2017

Qué le cuento a la Mesera ... ¿Amor? ¿Ruptura? ¿Dualidad amorosa y sexual?


04 enero 2017

Arturo, que no estaba hoy excesivamente cariñoso, me dice que no acepta eso de que se hable de Los Reyes Católicos y su mala acción por poner fin a la Guerra de Granada librada entre los reyes católicos Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón y el sultán musulmán de Granada Abú 'Abd Allah Muhammad Boabdil el Chico, en 1491, por los que renunció a la soberanía nazarí del Reino de Granada a favor de los monarcas cristianos. "Coño con estos chicos de hoy ... hablar de devolverle la tierra al Boabdil, 500 años después de que sucediera, manda huevos y mucho más cuando mi hijo y muchos más como él, andan con el Ejército por el mundo hostil tratando de contener al Estado Islámico, vigilando el Mediterráneo o luchando contra la piratería en el Índico. Estos nuevos Políticos rupturistas y antisistema, son unos insensatos".

Leonor venía muy cabreada, (perdón por lo de venía), pues le han dicho que no es no y que no le renuevan el carnet de conducir de ninguna manera y que no es cuestión de edad, es que no supera el test en el ordenador. "A mi no me dejan y por contra, dejan conducir a todos esos niñatos y no tan niños, en un estado lamentable... borrachos, drogados y aburridos de la vida, que van por ahí matando inocentes".

Pero hoy, como casi todos los días pares, Antoine, el enamorado y siempre brillante amante, estaba buscando amor y que parecia haberlo encontrado en su amada de hoy. Estaba en la mesa bajo el cuadro grande, (allá en el fondo de la Cafetería del Ateneo), cogido de la mano de su Loli, nuestra Loli, que hoy lucía de un negro pecado absoluto, taconazos de aguja fina, vestido tubo y escote mágico semitapado por un chal de piel de animal prohibido, que le daba un toque de dama fatal salida de la  Vogue de los mejores tiempos del ayer más glamouroso. 

La Loli me hizo un guiño y un gesto de "acércate niño travieso que te voy a nosequé hacer", y me senté a su lado tras un suave empujoncito de la bella mesera que me instó a ello. "¿Qué le has aconsejado tú a mi niño para que esté hoy tan amoroso y tan ... tan de despedida?" - Antoine ni pestañeó, pero tenía cara despedida cordero degollado - "¿Dónde encontrará este viejo una cincuentona, (aunque realmente, la Loli, es ya sesentona desde Navidad), que acceda a todas sus perrerías de machito insaciable y a todas sus perversiones sexuales? ¿Dónde?" - Antoine seguía con cara de niño malo que ha roto el plato de porcelana que su madre guardaba por ser una joya que obtuvo en una cena en el Palais de l'Élysée de los 50 y sin reaccionar - "Mira Enrique, esta noche hemos corrido, Antoine y yo, la noche de Benidorm y parecía una despedida. Me ha contado muchas cosas, muchas, pero este viejo no sabe apreciar lo que tiene y yo ya estoy empezando a dejar de soñar en él, en un mundo con él en solitario. No sé si él lo entiende y aunque tampoco sé si me conviene me ha dejado al borde de liarme con cualquier hombre que me proponga algo con sentido ... y no sólo sexo. Te dejo con él, (con Antoine), y ya me cuentas ... pero dime la verdad".

La papeleta, el papel, que muchas veces la escena de la realidad te presenta, es un pequeño calvario, una prueba de madurez ... te acabas preguntando  ... ¿Quién soy yo, precisamente, para tener que aconsejar a otros lo que deben hacer con sus vidas amorosas, sociales y hasta menstruales por mucho que la mía parezca ejemplar? - No, no lo hice, solo sequé las lágrimas de la duda que viven en Antoine y me hice acreedor de un fuerte abrazo del chico del Languedoc ... mañana veré lo que le cuento a mi querida Mesera ... vaya papelón me espera mañana.



Enviado desde S6+Edge

No hay comentarios:

Publicar un comentario