a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 1 de marzo de 2017

Murió Asier, la incapacitación legal de los viejos y la poesía de la muerte



Imagen de Arthur Tress


01 marzo 2017


Saltó la noticia en el Ateneo y todo pareció oscurecerse, hasta el día. Nos contaron que murió Asier, pero no hubo que inventar ningún mal supremo, ni ningún consejo médico sobre eso de ... "Lo siento, no puedo ir al velorio porque mi cardiólogo me lo impide", no, no hubo que hacerlo porque Asier murió en Bilbao, donde hace unos años le llevaron sus adorables hijos al quedarse él, (Asier), viudo de toda viudedad, a su tierra natal dada su soledad, su estado de salud y especialmente, su fortuna. "Nos llevamos a nuestro Padre a casa", vino a decirnos uno de sus hijos al poco de haber quedado el padre viudo ... "Queremos que lo que le quede de vida lo pase cerca de nosotros", luego añadió, acercándose a mi oído derecho ... "Enrique, tú que entiendes de esto ¿Podrías buscarnos a alguien que nos valorara y vendiera el piso de mi padre aquí en la Playa?". Luego supimos que los hijos incapacitaron a Asier, pues decían que perdió el juicio, y se repartieron la fortuna en vida de su "enfermo y vehemente" padre, al que metieron en una Residencia de Mayores válidos, de Lujo y, eso sí, en el mismo Bilbao. Lo curioso fue que uno de sus nietos, (cuando recientemente cumplió los 18), donó la pequeña parte que sus entrañables Padres y Tíos, le dejaron de lo que les tocó de la fortuna del abuelo Asier, a una fundación que se dedica a la investigación para la cura del mal de Crohn, que es, curiosamente también, el que el niño padece.

Quitando hierro al asunto, (lo cual resultó cuasi imposible), a Leonor se le ocurrió que debiéramos buscar y recitar poemas sobre la vida y la muerte en homenaje a nuestro difunto amigo ... y eso hicimos, el primero fue Manrique al que recitó de forma magistral nuestro Arturo, todo un rapsoda y lo hizo mientras todos, sin que fuéramos capaces de expresarlo con palabras, no dejáramos de pensar en Asier y en su horrible y poco deseado final:

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio
porque todo ha de pasar
por tal manera.

...


enriquetarragófreixes






10 comentarios:

  1. Desgraciadamente esto es más corriente de lo que parece y es un tema que me subleva poniéndome a cien. Dejar a los mayores en residencias de la Tercera Edad e incapacitarles para robarles todos sus bienes. Y hay más; a veces sin tener más enfermedad que años vividos. Y si te atreves a denunciar porque veas el tema venir, el escaldado puedes ser tú, te lo digo con conocimiento de causa. ¿Solución? Aferrarse a esa justicia…humana, sobrehumana o mediopensionista que Alguien en algún lugar habrá guardado para los depravados. Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rezo, todos los días, amiga María paz, para que estos sucesos siempre, siempre, siempre, lejos de mi.
      Un abrazo muy fuerte ... ya de marzo

      Eliminar
    2. Eso pido yo también porque no sabes lo que te puede tocar. La vida ya muchísimas vueltas. A descansar ya. Un día duro donde los haya. Hasta mañana.

      Eliminar
    3. Feliz noche, hasta mañana, María paz

      Eliminar
  2. Sí es cierto que estas situaciones y todas sus variantes, están a la orden del día. Esta sociedad nuestra ha dado un giro de tal índole q el anciano es molesto y es fácil ese desenlace. Dios nos coja confesados"...

    ResponderEliminar
  3. Bello texto lleno de tu humanidad de hombre valiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valiente se es porque se conoce el miedo, amiga Mucha.
      Feliz noche

      Eliminar
  4. Precioso homenaje.
    Parece que está de modo incapacitar a los padres y hacerse con todo. Vaya mundo...
    Besos, Enrique y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una tendencia al alza, querida amiga Celia, será esa creciente deshumanización que comporta la vida social actual o será la inexistencia total del apego a los ancestros, pero es creciente ... un horror.
      Feliz noche, amiga

      Eliminar