a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 26 de mayo de 2013

Días de Gloria: A todos aquellos que lo hicieron posible

26 mayo 2013

Dedicado a todos aquellos que un día administraron nuestro entorno y el suyo, aquellos que hicieron todo lo posible para que este mundo fuera mejor, para aquellos que salieron, toda su vida, al mundo a comer y bebérselo con ansias, si, a todos ellos, a los que hicieron que nos sintamos orgullosos de nuestra forma de ser y que ahora lamentan ver como, a veces, es ignorada su hazaña vital. Por todos ellos, si: Va por ustedes.

Juan no ha conseguido adaptarse a su nueva vida apartada de la tormenta de esos martilleantes, pero para él viitalizantes, rings de los teléfonos oficinarios, de las guasas con Rosita, su secretaria de toda la vida, y del café con tostada integral a las nueve, en punto. Ayer quiso colocar un estante en el sótano y se cayó de la escalera. “Enrique: ¿No me dijiste que hiciera cualquier cosa que nunca hubiese hecho? – Si, Juan, si, pero debe ser algo que puedas hacer y que te guste, conyo, no te vayas, ahora, a subir el Himalaya. Y es que pasar de esos días de Gloria a estos gloriosos días de Fiesta, como hoy, no es fácil para aquél que toda su vida se ha levantado a las seis de la mañana para ir al curro y ha vuelto a casa, de noche, con la satisfacción del deber cumplido, de ser útil. Es muy difícil adaptarse a la vida contemplativa, a la de un merecido descanso, si, es muy difícil. Mañana intentaré volvérselo a explicar a Juan. Hoy toca vida con los enanos de mi vida.

Feliz domingo y, ah, os dejo con una de mis favoritas, una de Milanés muy apropiada para el estado actual y el lamento de hoy.
 

image
 
 
Nota: He puesto en negrita y cursiva, algunas palabras que el corrector ortográfico califica como palabros. ¿¿Estaré ya loco de atar o es que aún queda en mi algo de esa deseada revolución que nunca oficié??


 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario