a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 11 de julio de 2013

El Chiringuito, Toma mi negra, el Postiguet y la prima de Mollerusa

559599_376174602419451_1249038895_n

11 julio 2013 - 2009

Mañana ya es viernes, si, toca conferencia y yo, aquí, sin depilar y con estos pelos. Y es que estoy de un vago supremo. Me acuerdo de parte del final de la fiesta de la semana pasada cuando charlaba, a las copas con unos de los contertulios y me he animado enseguida. 

Le decía yo al de Mollerusa: Oye no se lo que me ha contestado tu prima cuando le he preguntado sobre quien puede entrar y salir en Gibraltar sin problemas. Es que estoy un poco sordo del oído izquierdo y no he querido girarme para que no se pensara otra cosa. Y va y al de Mollerusa le entra una risa floja que, como diría el Vázquez, “que te cagas”. Yo llevo cuatro días con ella y aún no le he pillado ni una sola palabra, me dice. Bien, eso es buena educación, chaval, sigue así y puede que mañana te traiga a dormir al novio que pille en el Postiguet.

Bueno, volviendo a lo de la noche intensa, o sea, yo, bueno de mi, hablando sobre el fin de la crisis, al ritmo de “toma ya mi negra”, y de que bien se vive en la Spain de hoy, y resulta que no se ha enterado de nada. Ya me lo decía mi Agustín, para contar rollos, hay que saber escoger el escenario, es decir; lugar y momento.

Bien, menos mal que seguí toda la noche sin prestarle atención, me refiero a la prima del de Lleida, que parecía un ángel, y aunque solo sonreía como un gentil turista o un bien trajeado político de los de aquí, daba gusto ver lo bien que se lo pasaba.

“El meneíto, el meneíto, ba, ba, ba”. pero la bomba fue cuando nos ponen el Chiringuito. Entonces la gente se anima hasta un nivel inexplicable. Todo el mundo se sabe la letra y claro, eso es fácil de entender; son letras apasionantes, pura educación para la ciudadanía, mira si no:
El Chiringuito, el chiringuito El Chiringuito, el chiringuito Yo tengo un chiringuito A orilla de la playa Lo tengo muy bonito Y espero que tu vayas. El Chiringuito, el chiringuito El Chiringuito, el chiringuito Las chicas en verano No guisan ni cocinan Se ponen como locas Si prueban mi sardina.
Pero bueno, luego el de Mollerusa me contó que la cosa se anima, le pregunté que como lo conseguía y me dijo, con risa floja, otra vez, que me estaba hablando del mundo inmobiliario. Ya son 17 viviendas vendidas en cuatro meses, todas de entidades de crédito, con PH adjudicado y pendiente de firma solo 4. De cobro, ninguna, pero parece que se cobrará, me refiero a los honorarios de comercialización, claro.

Bueno, la verdad es que tengo que hacerle mas caso a lo que contaba mi Agustín, hay sitios en que es mejor no pensar en los brotes y hablar de ellos, pues todavía menos. No te pongas serio cuando salgas de “marcha” y mucho mas si sales empastillado como yo. (Carduran, Prevencor, Salidur, Pariet, Adiro, Ursobilane, Carnicor, Acetilcisteina, Permixon…..).

Hoy es jueves y algo habrá que hacer. El panorama es desolador. Hay trescientas mil personas en la piscina, el aire acondicionado sigue en stanby y en el quiosco, extrañamente, no había el rollo de siempre. Mi amigo, “el hombre del tiempo del quiosco”, muy animado, me dice; “la cosa no está floja, Enrique”. Luego ha tenido que aclararme, ante la cara que se me ha quedado al oír tal afirmación, que se refería al negocio. Luego, volviendo a casa, he pensado que a lo mejor el hombre me lo decía a mi, y, al ver mi cara, me ha contado una mentira piadosa. No sé.

Me dedicaré a lo que mas me gusta: Seguiré con mi libro, me “emporraré” de feeds de news, instalaré y desinstalaré los 7 programas nuevos que me ofrecen cada día, haré dos informes sobre como denunciar un vicio oculto en una casa adquirida en el 2009, veré dos películas, haré bicicleta, la tabla y el yoga del Wii y sobre todo, por encima de todo, me pondré en brazos de mi negra.


Hoy mantendré cerrada la oficina de la playa, no estoy para nadie.





No hay comentarios:

Publicar un comentario