a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 29 de noviembre de 2013

La última Conferencia

29 noviembre 2013

Ventajas de no poder seguir el ritmo de mis buenos y madrugadores compañeros de anditulias es que me puedo sentar a hablarme sin que nadie me interrumpa. Lo hago a menudo y hasta creo que sin hacerlo no sería nadie o nada, es algo imprescindible para la recarga de la sensibilidad y hasta de la sensual sensación de poder y querer, vivir.  Me cuento cosas inimaginables, aberraciones materiales y morales, y hasta me explico como hubiera sido una vida sin sentimientos y sin anhelos. Es como si me explicara, cada día un poco, como sería un mundo sin sol, una cama sin mujer o una mesa sin vino. Todo menos darme la razón, claro, pero sin quitarme la materia, ni la contrición del arrepentimiento de nada que quisiera haber hecho. Miro al cielo y quiero creer que ... "Enrique,  estás bien ... no me digas que estabas con otra de tus conferencias al sol?" - Los amigos son lo que son, amigos, a veces inoportunos, a veces mujeriegos, a veces andariegos y a veces, eso, solo amigos aunque, eso sí, siempre compañeros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario