a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 9 de marzo de 2014

Ambos, conmigo


Jos%25C3%25A9 Mar%25C3%25ADa MADRID SANZ by Catherine La Rose %252825%2529

Painting: José María Madrid Sanz

09 marzo 2014

Nos mirábamos ambos con la misma cara que se mira a aquél que le ves como si la vida le hubiera pasado por encima. Después, ambos, hemos hecho cara de sorpresa y luego hemos soltado, también ambos, ese conocido: ¿Eres tú?. Un abrazo, un cortadito descafeinado con sacarina y una charla de cinco minutos que ha sabido a uno ha concluido con un reencuentro inesperado. Encontrar a un compañero del pasado profesional en la cola del pan es un privilegio reservado a gente que, como nosotros, estamos y hemos estado en el lugar correcto, ya sabéis, como el musguito a la piedra. Al despedirnos y cuando ya, ambos, habíamos dado unos tres pasos, ambos, no hemos dado la vuelta, sonreído y hemos alzado la mano a modo de un nostálgico adiós. Yo me he sonreído y me he dado cuenta de que con quien más a gusto estoy es conmigo y con esos vibrantes momentos que, a sorbos, esta feliz etapa de mi vida me depara.


2 comentarios:

  1. Da gusto leerte...........esas pequeñas historias son de los más interesantes! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo argy, para mi son una interesante y vibrante, novedad

      Eliminar