a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 6 de marzo de 2014

La digna supervivencia inmaterial



06 marzo 2014

Tras mi habitual y periódica sesión confesional con Cohonesto, hoy le he preguntado por el futuro y por ese sentimiento de supervivencia que todos los humanos empezamos a conocer a los cincuenta y que empiezas a entender a medida que los vas superando, año a año, y mes a mes. A su modo, Cohonesto me ha hecho saber que la supervivencia no está en la realidad física, está en la inmaterialidad que proponen los sentimientos, la moral, la dignidad, la fidelidad, el arte, las letras y todo aquello que suponga sembrar lo que la imaginación positiva y no exclusivamente practicista, nos regala. Está en esa realidad intangible que conseguiremos con nuestros gestos, con nuestro comportamiento y con nuestra manera de afrontar cada una de las pruebas a las que la vida nos somete. Yo, a mis años y donde las canas ya me permiten escasos errores, admiro, por ejemplo, la inmaterialidad de la supervivencia que sembró durante toda su vida mi abuelo Enrique y mi queridos y añorados, Padres. Pienso que la dignidad de la supervivencia inmaterial debe regir nuestros actos por encima de cualquier otro sentimiento o doctrina y, desde luego, por encima de cualquier extremismo, supuestamente divino. No debemos olvidar que las civilizaciones vigentes se nutren, siempre, de los gestos, buenos o malos, de sus antepasados.

N: Disculpadme pero la realidad es tan aburrida que hablar o escribir sobre lo inmaterial me resulta, como mínimo, excitante.


Enviado de Samsung Mobile Note III

2 comentarios:

  1. Palabras sabias amigo, como siempre-----------------------------tu abuelo si sabia!

    ResponderEliminar