a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 27 de noviembre de 2015

El futuro ... ¿Qué futuro? ¿Cuál de ellos?

27 noviembre 2015
 
Mientras saboreaba mi cortado descafeinado, oía lamentarse a Leonor, una de las más  veteranas ateneístas, sobre sus dolores y su necesidad de lanzar esos constantes lamentos que tanto la definen como La Virgen de Los Dolores del Ateneo, - virgen porque quedó  viuda al año de casarse y según dicen sus más viejas y poco discretas correligionarias, se le cerró en falso, y Dolores por sus "Ay que dolor ... si vosotros los tuviérais no os reiríais de mi" y en ...  "Si no pudiera lamentarme quizás pensara en quitarme la vida".
 
Al otro lado de la larga mesa, Arturo destacaba que el dolor que le producían sus prostatitis superaban las de sus, también, temibles otitis y que su mayor placebo ante ello era darle la vara a los demás, contándonoslo.
 
La Loli, siempre infatigable, anuncia que su futuro está al baile del viento del amor que no le llega como quisiera. Lo tuvo, lo dejó marchar y ahora le ronda ... pero no hay compromiso … y también le gusta contarlo como desahogo propio de quien lo sufre en silencio.
 
Lo importante de lo sucedido esta madrugada  es que un mensajero interesado, el inefable Antoine, amante siempre de lugar alguno donde haya una hembra brillante, nos haya dicho que su querida y a veces olvidada Matilde, ha superado su tercer año sin síntomas  de células cancerígenas en sangre tras su largo tratamiento, ante lo cuál, todos nos hemos levantado, cual resorte en hilo de cualquier polichinela, y hemos empezado a aplaudir cual estúpido e irreverente gesto, otra vez, como si de un entierro de víctima de terrorismo se tratara. Antoine nos lo estaba contando como si estuviera descargando su ira … y su dicha, al hacerlo.
 
La vida, a mi juicio, tiene siempre un futuro incierto, claro, pero hemos de admitir que lamentarse del dolor que nos producen  las piedras del camino es solo una forma oculta de querer seguir viviendo, sea ello en carne propia o en la de los demás ... esa es nuestra decisión de futuro. Yo, como si en ello me fuera la vida,  me apunto al futuro que me haga ser, aún, más feliz mientras ello sea posible … aunque no me duela nada, ni tenga nada por lo que lanzar proclamas, ni lamentos para ello.
 
Feliz PRE-NAVIDAD, amigos blogueros e internautas del siempre estoy ... mensaje que lanzo por si ello nos induce a todos a querer ser mejores, aunque sea para siempre.
 
 
 
Enviado desde Samsung Galaxy S6 +
 
 



4 comentarios:

  1. Hola: me puedo imaginar la alegría y la emoción de escuchar que Matilde se encuentra bien. Ese tipo de informaciones nos permite seguir hacia adelante pese a la dureza de los tratamientos. Creo que la gente se queja y exterioriza sus males como una forma de descargar sus temores y encontrar consuelo en sus interlocutores. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es y así lo creo, Marta. Muy acertado tu comentario, como siempre.
      Feliz viernes.

      Eliminar