a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 22 de noviembre de 2015

Socorro ... ya es domingo

Fotografía de Henry Cartier-Bresson

22 noviembre 2015

Un grito con el texto del título de esta bloguería  dominical, que no la Hoja de mi querida Parroquia del ayer, es lo que parecen estar clamando aquellos compañeros de oficio para veteranos que se encuentran con su inseparable soledad todos los días festivos y que siempre te preguntan si vas a ir el domingo al Ateneo.

Yo no sé si la vida es esa cosa que pasa mientras hablamos de ella o es ese sueño que nos lleva a tocarnos la piel, para pellizcarla cada mañana, en cuanto los primeros haces de luz de esa siempre mal cerrada persiana nos anuncian un nuevo y venturoso día. Puede, también, que esos agoreros de siempre digan, una vez puestos en la vía muerta de esa estación otoñal a la que ellos se sienten condenados por no tener lugar ocupación alguna en su imaginación y que ya nada queda por hacer en su estado vegetativo, intenten amargar lo que les queda a los que se sienten vitales a pesar de sus mucho o pocos achaques, pero que mantienen y mantenemos viva la llama del futuro como lo que es ... "que lo mejor está siempre por venir, sin que la edad importe para ello". Somos lo que queramos ser si nos lo proponemos. Utopía, realidad, consuelo para tontos ... da igual, lo que verdaderamente importa es que te sepas valorar en lo que vales y saber en cada momento que estás dispuesto a aprender algo, a proponerte objetivos para la hora u horas siguientes y que nada, ni nadie, podrá impedir que seas libre para hacerlo mientras puedas ... lo importante es que te propongas vivir.



Enviado desde Samsung Galaxy S6 +





No hay comentarios:

Publicar un comentario