a:hover { text-decoration: underline;

martes, 12 de enero de 2016

Discreción y Confesión … pecando sin ser visto



Fumando sin ser visto, soberbiamente, como el mismo pecar … pecando siempre


12 enero 2016

Deberías confesarte - me dijo - Deberías beber menos - le dije yo esta madrugada a mi Párroco favorito.

No deberías sentirte tan poderoso y ebrio de virtuosidad - me dijo al rato de que anduviéramos confesándonos. Deberías comer menos - le dije yo a mi cura  favorito, mientras le mostraba cara de cura de Hospital o de médico de la  cosa hepática. 

Enrique, eres un cardón, y tú ya me entiendes, pero ... ¿Por qué no te hiciste cura? - me dijo el enamorado de Cristo, mientras apuraba el café con Del Mono. Veamos, amigo y querido cura dlc - ¿Y quién te ha dicho a ti que eso es imprescindible para ser feliz o hacer feliz a la gente? - le contesté. 

Mira, Enrique, tienes razón. Para ser recto hay que andar recto ... siempre - me dijo. Ya no supe que contestarle ... pensé que, como siempre, su metáfora, (seguro que lo era), tenía que ver con las rutinas del comportamiento humano que él  seguro conoce por ser Confesor ... y discreto observador de la soberbia y otros defectos de la especie que llamamos racional ... me callé y a esas alturas del día, estómago lleno y alma encendida, no nos fue posible evitar un sincero y silencioso abrazo  ... como si fuera de hermano … SIEMPRE EN SILENCIO, COMO SI NADIE NOS VIERA.



2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Profundizando en ella, Crónicas. Para mi es un reto, ya sabes, le escucho ... por si sí, claro.
      Feliz noche

      Eliminar