a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 2 de marzo de 2016

Silla de ruedas, cámara, teclado y ... vida


02 marzo 2016

Al fondo había un pequeño tumulto alrededor de una mesa junto a la puerta de atrás del Ateneo, y la Loli, mientras hacía como que me limpiaba la mesa con ese recurrente trapo verde que siempre llevan los Baristas para pararse en un punto a "largar", me dice: ...

 - "Ese chico es un encanto, Enrique, habla y escribe como los ángeles, tiene un millón de amigos y se deja querer como nadie. Atiende a todo el mundo y hasta ayuda a los demás en lo que puede. Es huérfano de padre y madre y ahora vive solo con una  hija de Manuela. Desde muy chico ya era el rey de la informática. Trasteaba con los teléfonos móviles, los ordenadores de blanco y negro y hasta montaba videos de VHS de las fiestas familiares del internado. Ahora a sus cuarenta es el líder de una de esas "mareas" por la defensa del barrio, de la accesibilidad vial al peatón y de la lucha por un mundo mejor ..."

- ¿Y quién es ese suprrhombre tan guaperas y tan, tan ... todo? - Le he dicho a La Loli.

- Espera, ven conmigo, te lo voy a presentar 

Nos acercamos a la mesa del tumulto y allí estaba él.  Cierto, era un tío guapete pero al mirar hacia su asiento me di cuenta de que estaba sentado en una silla de ruedas eléctrica. Me quedé atrapado ... 

 - ¿Sorprendido? Seguro que la Loli te ha hablado de mi como si yo fuera el mismo Superman.  Me quiere mucho.

Estuvimos hablando un buen rato cuando el tumulto aflojó la opresión emocional y física que sobre su entorno se había creado. No repetiré aquí su mensaje pues ya podéis imaginar cual sería la admirable y entusiasta admisión de su estado, pero me emocioné al darme cuenta, también, que todo lo que ponía sobre sus piernas se hundía hasta el fondo de la silla, pensé en el constante mensaje que estos ángeles nos trasladan a los que, a veces, no sabemos resignarnos con nuestra suerte, y que es impagable. 

- Gracias Luis, me alegra conocerte, me alegra verte feliz ... y Luis se despidió de mi con un ... "Se puede ser feliz con muy poco Enrique ... yo me conformo con mi silla, mi cámara,  mi teclado ... y que el sol salga cada dia"



8 comentarios:

  1. Qué ejemplo, Enrique. Ese tipo de personas son excepcionales. Ojalá todos fuéramos así, el mundo sería un paraíso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi edad y estado, querida Celia, me resulta maravilloso conocer gente así. me gustaría retroceder 50 años para volver a reconducir lo que siempre creí que debía hacer,como ahora ... y hacerlo.
      Un abrazo amigo ... ya sabes, en el castigo va la penitencia de los humanos.

      Eliminar
  2. Hola. siempre es muy enriquecedor conocer a gente así. De primeras nos permiten valorar lo que tenemos y la importancia de ser felices con muy poco. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es querida Marta, unos días es así y otros es peor ... hoy ha sido un día genial.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Ser feliz con muy poco... ser feliz con lo que sea. Es una lección tremendamente difícil...
    BEsos amigo Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Eme ... eso es totalmente cierto ... igual que todo lo contrario. Lo más, sin duda, es ser ... ser como quieres ser.
      Un abrazo, amiga, me voy de vacaciones y aún no he decidido si largas o cortas.
      Nos leemos a la vuelta.

      Eliminar
    2. Te voy a echar de menos :)
      Muchos besos.

      Eliminar