jueves, 1 de febrero de 2018

La libertad y el aislamiento ... una bella recompensa




Pintura de Fabián Pérez

01 febrero 2018

- Ventajas de no poder seguir el ritmo de mis buenos y madrugadores compañeros de anditulias es que me puedo sentar a hablarme sin que nadie me interrumpa. Lo hago a menudo y hasta creo que sin hacerlo no sería nadie o nada, es algo imprescindible para la recarga de la sensibilidad y hasta de la sensual sensación de poder y querer, vivir.  

- Me cuento cosas inimaginables, aberraciones materiales y morales, y hasta me explico como hubiera sido una vida sin sentimientos y sin anhelos. 

- Es como si me explicara, cada día un poco, como sería un mundo sin sol, una cama sin mujer o una mesa sin vino. Todo menos darme la razón, claro, pero sin quitarme la materia, ni la contrición del arrepentimiento de nada que quisiera haber hecho. 

- Miro al cielo y quiero creer que ... "Enrique,  ¿estás bien? ... ¿no me digas que estabas con otra de tus conferencias al sol?

- Los amigos son lo que son, amigos, a veces inoportunos, a veces mujeriegos, a veces andariegos y a veces, eso, solo amigos aunque, eso sí, siempre necesarios, siempre compañeros.

- En el frío interno e intenso, de esta cálida madrugada, sueño lo que siempre quise soñar hasta dejar en ello el empeño por comulgar y confundirme en el sueño de Juan Goytisolo cuando escribió esa inmensa frase:


La libertad y aislamiento serán la recompensa del creador inmerso hasta las cejas en una cultura múltiple y sin frontera, capaz de trashumar a su aire al pasto que le convenga y sin aquerenciarse a ninguno.

.
 .


2 comentarios:

  1. Qué valiosa es la soledad cuando no es obligada. No cuando te viene impuesta por las circunstancias de la vida, que eso debe ser algo realmente terrible. Cada vez hay más personas mayores que viven solas, quieren vivir solas y defienden su independencia mientras les es posible. Es muy gratificante tener una familia con quien compartir espacios del día. Es enriquecedor tener amigos, salir al cine, compartir interesantes tertulias, viajar... pero, volver a casa y disfrutar de momentos sin que nadie interfiera en tus pensamientos, silencios, recuerdos; es realmente bueno, muy bueno.
    Gracias por darnos pie para expresar nuestros propias reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Tia Cocnchi, podría decirte muchas cosas pero solo diré una: Eres genial.
      Un abrazo de viernes

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/