a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 6 de octubre de 2016

La bella, Julián y su misteriosa conversación


Fotografía de Robert Doisneau


06 octubre 2016

Según llegó, la bella del día, (una sesentona que lucía falda corta y taconazos), nos miraba con cara de no quererse fijar en ninguno y ninguna, de nosotros, y se dirigió al altar de Loli, (la barra del bar), y sin oír lo que preguntó a la presidenta del altar, todos entendimos cual fue su pregunta: "No, Antoine no está aquí, seguramente esta noche le habrá ido bien y le cuesta despedirse de la bella de turno". La Loli, con voz despectiva y mirándola de pies a cabeza, (por ese orden), le apostilló ... "Espérelo ahí, en la mesa del fondo, junto a los lavabos ... es donde primero suele ir ... como todos los de su edad". Y la bella de hoy, sin responderle, salió erguida como una tensa vela de yate de lujo, para ir sentándose en la mesa que le dio la gana como corresponde a una dama de su pirte y aparente talante. 

Nuestro amigo Antoine, no vino, la Loli estaba que se la llevaba el demonio pues su infiel amante se las daba con toda la que se movía a su alrededor y nuestra bella de hoy al cabo de una hora se levantó y se iba, pero al irse, Julián se le acercó y estuvo hablando con ella, tanto que, finalmente, se sentaron y pidieron café, pastas y hasta una copa de Marie Brizard para evocar al golfo y ahora olvidado Antoine. Una hora más tarde los dos se fueron juntos, y nosotros que no habíamos quitado vista de ese encuentro no pudimos enterarnos de nada y todo ello a pesar de que Arturo hizo ver que se le caía una moneda que tiró cerca de su mesa para luego recogerla y oír así algún párrafo de su conversación, pero nada, todo fue inútil, la parejita muy sonriente salió como si fueran unos divos de cualquier alfombra roja. Julián, por toda seña, nos guiñó un ojo, la bella nos sonrió y la puerta de salida se cerró tras ellos llevándose su misteriosa conversación. 

Cosas del Ateneo ... misterio, cafés humeantes, murmullo culto, relaciones sospechosas, amistad infinita ... y algún oculto amor. Todo por la vida, por seguir viviéndola.




Enviado desde S6+Edge





enriquetarragófreixes



2 comentarios:

  1. Mira que si se lían, Enrique :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESTAREMOS ATENTOS, CELIA. EL AMOR ES, SIEMPRE, IMPREVISIBLE Y PUEDE NACER EN CUALQUIER MOMENTO Y EN CUALQUIER LUGAR.
      FELIZ NOCHE, AMIGA.

      Eliminar