a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 10 de julio de 2014

Por qué se casan? o el egoísmo de siempre

NARCISO 2050

Narciso de  Michal Macku (fotografía)

10 julio 2014

Se conocieron siendo unos niños y se casaron tras doce años de noviazgo. A él le gustaba ser libre para sus cosas, necesitaba su espacio, se ahogaba en el tren del matrimonio y se dedicó a mantener sus privilegios de soltero. Por la tarde le gustaba tomarse una copa con los compañeros al término de la jornada de trabajo y llegaba siempre contento y con ganas de marcha que no consumaba porque el alcohol, ya sabéis, es lo que tiene de malo para las cosas de la voluntad sexual. Los viernes, ay los viernes, él necesitaba reencontrarse con la Pandilla de amigos de siempre para tomar unas copas, charlar y reírse, un rato hasta las tantas. Los sábados noche no podían salir porque a él le gustaba ver el fútbol del Gol Tv o del Plus y, ah, el domingo por la mañana, bien temprano, a jugar el tenis con sus amigos del Club de Campo, luego cervecita y risas, hasta la hora de comer. “¿Qué más quieres, cariño, si te dedico toda la tarde y noche del domingo para ti sola? Yo trabajo toda la semana y necesito desconectar, ¿Sabes" – Ella empezó a salir los jueves por la noche a cenar y a chatear por ahí, con las amigas de la oficina y los domingos por la mañana se iba a jugar con sus sobrinos, hablar con su hermana y a comer con ella y con sus padres, en algún restaurante a gusto del padre. Cuando ella llegaba a casa, él siempre, estaba dormido y roncando con ese claro ruido que sueltan los que le han dado a cuatro cervecitas de más. El domingo pasado, cuando él se despertó de sus siesta de los domingos, encontró una nota encima de la mesita que terminaba con un … “Que seas feliz cariño, realízate cuanto quieras y no me busques. Te quiere … Pepi

N: Otra vez dudaba, entre dos, en que título darle a esta bloguería. Puse los dos, sí, ya sé, no ayuda al buscador a ser encontrado, pero es que si no lo escribo así … no hubiera podido dormir esta noche.



 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es



7 comentarios:

  1. Después de doce años de noviazgo, se casan para cambiar la rutina. Porque es lo que toca.
    Una pena, la de matrimonios que comienzan así y terminan así, también.
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque sea un símil poco afortunado dada la gravedad de la situación que expones y expongo, se dice que solo el 5% de los blogs nuevos que hoy se abren, seguirán publicando dentro de un año. Con las parejas parece que eso de los siete años de vida que se daban tras el matrimonio, que luego fueron tres, ahora se va acortando hasta límites grotescos. Cuando alguien me dice que se casa y hay que hacerle algún regalo, quisiera decirles que cuando cumplan los 25 de casados que me digan donde ponen la lista de bodas. Sé que no es un asunto para bromas, pero es que ... Ya sabes, nuestra crisis está en los tres pilares de nuestra civilización: Contrato, familia, justicia ... ¿Queda algo?

      Eliminar
  2. Pues sí, Enrique, ¡doce años!, doce años pelando la pava para encontrar lo que ya debía de saber Pepi... digo yo... La famosa legalización de una situación, como la llaman algunos, no es tal. Ya eres legal sin tener que pasar por un trance que puede tener un mal final cuando parece estar estabilizado. Para eso no haga usted nada, no es necesario. Enrique, cuando un árbol es ya un poco viejo es muy difícil enderezarlo.

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
  3. Como los anteriores comentarios, probablemente el tenista bebedor ya era así antes, Pepi debió estar más atenta sin duda, pero no soy quién para culparla, y menos con la presbicia que tengo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy acostumbrando, amigo Campillo, pero me cuesta entender esa nueva forma de vida de las parejas de hoy. Claro que no es sólo eso, me duele ver la pérdida de valores y en todos los casos. Me he hecho viejo, sin duda.

      Eliminar
    2. Cierto, amigo Antonio, Pepi pensó que ... y fracasó.

      Eliminar