a:hover { text-decoration: underline;

martes, 4 de octubre de 2016

Tuve un sueño y me perdí


Necesarias concesiones a una real imaginación
El adiós en Penn Station de Nueva York en 1944. (Timepix / Time Life Pictures / Getty Images) Time Life Pictures)


04 septiembre 2016

Un escenario majestuoso, una luz intensamente bella iluminaba el momento, mis piernas se movían con facilidad y mis manos en alto se dejaban abrazar por ella. Todo parecía posible, inmenso y lejano, el mundo quedaba a mis pies y parecía envuelto en una nube de seda a la vez que un lejano rumor emergía de él a modo de voces del infierno. Tenía miedo, mis manos temblaban como las de un niño - o las de un anciano - pero ella seguía allí, volvió a mi y me abrazó  con fuerza, profundamente intensa fue la emoción que sentí ... la besé una y otra vez tras largos y profundos suspiros de pasión serena ... volvió el amor y me salvó. De pronto, una voz que parecía surgir de un mundo irreal, me susurró al oído ... "Cariño ¿Estás bien? ... estás hablando solo" - Abrí los ojos y me di cuenta de la irrealidad de mi situación ... sonreí y le dije a la voz ... "Bien, estoy bien, solo tuve un sueño y me perdí ... luego, te pude encontrar y me liberé".

Encontrarle sentido a los sueños es el supuesto don de algunos, interpretarlos es cosa de cada cual.




Enviado desde S6+Edge






enriquetarragófreixes



6 comentarios:

  1. Buenos días eNRIQUE, que tal?
    Los sueños..ese mundo que desconocemos pero que forma parte de nuestra vida, nuestro archivo personal que se abre y se cierra sin consultarnos y que nos despista por su autonomía.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será así, amigo Toni, a mi, no sé por qué, tengo demasiados sueños desde hace ya algún tiempo. Recuerdo que mi Madre me decía lo mismo cuando ya era mayor ... de mi edad más o menos.
      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  2. Me alegro que fuera un bonito sueño, los hay que uffffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito, Tracy, pero delirante, querida amiga ... sudor frío y vocerío de buscador de setas.
      Un abrazo de martes

      Eliminar
  3. Qué bonito sueño, por Dios!! Aunque lo de las setas que dices arriba y no sé... jajajaja.
    Besos, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el sueño, amiga Celia, había gritos lejanos saliendo del mundo que yacía a nuestros pies ... tales como los malos buscadores de setas que cuando ven alguna empiezan a gritar de alegría y con ello atraen a otros buscadores más cautos y menos ingenuos, que se acaban llevando el mayor número de ellas. Me dan miedo los gritos, me asustan desde siempre y no hay sueño, últiamente, en que no aparezcan.
      Un abarzo amiga

      Eliminar