a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 5 de febrero de 2017

Bipolaridad ... esa actitud desconocida

rene-magritte-intermission

Pintura de René Magritte (Intermisión)

05 febrero 2017                               (Remake 2015   -   2013)

“Mira, Enrique, es como la bandera en un taxi, como la climatología, como la lluvia. El estado de ánimo es una situación que se produce por causas imprevisibles, de modo espontáneo y, afortunadamente, cambiante. Es algo propio en la especie humana”.

Andrés, ante una insinuación por mi parte sobre el origen del asunto, estuvo durante, mas o menos, una hora, hablándome sobre esas manifestaciones y altibajos en su capacidad de gestión, que produce la bipolaridad en algunas personas sin que, hoy por hoy, la solución a la misma, pueda tratarse como una gripe, por ejemplo. Cuando ya casi estaba terminando, exhausto de tanto hablar, le pregunté a mi amigo Andrés:
“¿Y esa situación se produce en las personas por causas endógenas o exógenas?

Estaría muy agotado, seguramente, y yo también, el caso es que, Andrés, se marchó sin contestarme y, lo peor, nos fuimos, ambos, sin manifestar el mínimo signo de arrepentimiento por no haber querido pensar en una respuesta decente… los dos sabíamos que era peor hacerlo y mucho menos a las tres de la madrugada.

4 comentarios:

  1. Son horas de divagaciones aunque el tiempo no signifique nada o casi. Perdona tampoco sé si son horas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imprescindibles, esos sí, amiga María Paz, sin ellas las noches no serían lo mismo.
      Feliz noche, amiga

      Eliminar
  2. Al trastorno bipolar también se le conoce como enfermedad maniaco-depresivo. Es un desorden del cerebro que causa cambios inusuales en el estado de ánimo de la persona, energía y habilidad para funcionar. A diferencia de los cambios de ánimo normales que todos tenemos, los síntomas de los bipolares son severos.
    Creo que Litium es la medicina adecuada
    Un beso enorme muchacho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, amiga Mucha, pero estarás de acuerdo que a las tres de la madrugada no es hora de andar con estas puñeterías tan sacrosantas ... hicimos bien, lo dejamos a tiempo.
      Un abrazo muy fuerte, amiga

      Eliminar