a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 23 de octubre de 2013

Tormenta


23 octubre 2013

Sales de tu caparazón y ves que el tiempo no acompaña tus intenciones de andar volando por el paisaje  o las de andar buscando asiento a las muy disminuidas nalgas, por aquello de ... "Enrique,  ya sabes lo que te dijeron en La Fe, no andes mucho que te desgastas la cadera" y yo, muy obediente que soy, me siento en el borde de la barandilla de piedra del paseo de la Playa y me advierto que aunque llueva yo seguiré ahí,  siempre lo hice, nunca me arrugué y aquí estoy, tan feliz y tan seguro como siempre y eso, aunque suene a tambores celestiales, es lo que siempre quise creer.

La tormenta no debe alterar nuestro destino, solo te moja.


Enviado desde Note II


 
.
 .


2 comentarios:

  1. Jooooder que verdad es , y perdon por el taco,..Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, David, por tu comentario y tu generosidad. Un abrazo

      Eliminar