a:hover { text-decoration: underline;

martes, 22 de septiembre de 2015

Ayer ... y mañana … y las sesentonas de buen ver


22 septiembre 2015

- Cómo salida de una película de Fellini, aspecto de mujer cruel, perversa, coqueta y escasamente labriega,  allí  estaba esa sesentona de muy buen ver a la que azotaban sus partes salientes con sus más afiladas miradas los veteranos de La Huerta ... en blanco y negro, cejudos, arrugados, caras y manos secas del sol del surco. 

- Ella, erguida como un tronco, elegante como un cisne, se mostraba como un ratón ante una jauria de silenciosos y espectantes felinos hambrientos de ella. "Caballero - me dijo - puede usted decirme donde queda la Iglesia, tengo una boda a las diez, soy la madrina y llevo media hora perdida en este pueblucho". 

- Al instante, prácticamente todos los aburridos tigres del Ateneo de la Huerta se lanzaron a contarle con cierta y escasa, claridad, el lugar de rezos de la localidad. Uno de ellos - El Benito - le ofreció, incluso, un cigarrillo abriendo una amarillenta pitillera muy vintage, que la bella madrina rechazó con gesto coqueto y hasta sensual - "Ahora no", dijo. 

- José,  el "Barcas", le habló de lo bailarín que el fue en juventud cuando hizo la mili en Almería y de que las piedras del Ateneo podrían hablarle de lo grande y próspero que había sido el pueblo en otra era ... El Rey estuvo aquí en 1912 - le dijo. La bella visitante llegaría tarde a la boda, seguro, pero yo llegué a creer, una vez más,  que alguien organiza el destino y la vida del "hoy" de las personas para que puedan manifestarse como son, mostrar su altruismo, su vitalidad y su entrega, apenas atisban un mínimo color y olor a vida, en su horizonte más cercano. Contar el ayer conduce al mañana aunque lo haces sin darte cuenta que donde vives es en el hoy.

Al salir puse mi mano derecha sobre las piedras de las casas, cerré los ojos ... y me dejé llevar ... fue maravilloso, las piedras siempre hablan si sabes oír ... y leer lo que está escrito en ellas ... y yo estuve ahí, leyendo ...  oyendo, soñando,  ... ¿De verdad esa coqueta y atractiva sesentona estuvo ahí? 



Enviado desde Note 4





4 comentarios:

  1. Hola. unas bonitas palabras sobre el pasado, presente y futuro... las piedras guardan tanta información... hay que dejarse llevar, como tu haces... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos, Marta ... mañana volveré a hablar con ellas y con el presente ... siempre del pasado y del futuro, claro. Lo primero será que llegue ...
      Feliz noche

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Lo cierto es que se te parecía mucho, Mucha ... quizás no era ni tan bella, ni tan señorial, pero era muy resultona.
      Un abrazo de miércoles de otoño, el primer miércoles otoñal

      Eliminar