a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 16 de marzo de 2016

La realidad, la vida ... y saber vivir, con ambas


16 marzo 2016 - 30 junio 2016

Asomado por el balcón de la inevitable luz del inalcanzable infinito, me puse al lado de la  esperanza y decidí que siendo mujer, debía cederle el honor de ser ella la primera en proponer que dirección tomar. Tras dos cafés italianos, sin azúcar, humeantes como nunca, adoptamos una decisión conjunta ... seguir juntos. 

Más tarde me tropecé con la vida, que tiene mucho que ver con esa chica que vende las verduras en La Playa, y mientras flirteaba con ella, le propuse un pacto, uno más, pero no me contestó con claridad o quiso hacerlo de modo deliberadamente ambiguo, solo  me dijo ... "Quizás mañana te conteste ... búscame y me encontrarás".

Más adelante y ya en una lógica mucho más terrenal y sensata, mi amigo Antonio, (El Jefe de Prensa de La Playa), me aclara que la vida está aquí; que el Hércules C.F. va a subir de categoría; que la Rita Barberá es un desprestigio para el País, para el PP y para la especie humana; que los bolivarianos de "Podemos", que vendieron integridad, pureza y cambio ... empiezan a ser pura decepción; que la Puri, (la chica de la peluquería), ha dejado a su marido por un señor de Algeciras que aunque maneja negocios turbios tiene pasta para aburrirla ... "Uno tío así solo se lo tropieza una vez en la vida una chica poligonera como yo" - le dijo; que Juan, (el del Z3 descapotable), ha decidido ofrecerle el coche a su sobrina antes de que la financiera se lo quite ... pero lo más importante de la mañana se ha producido al final de esa adorable e imprescindible tertulia popular diaria cuando el moderador, (nuestro querido Jefe de Prensa), nos dice ... "Mirad,  chicos, lo que contáis es importante, claro, pero yo hoy me voy a Casa Pepe a hacerme un arrocito para Dioses ... os recomiendo que hagáis lo mismo" ... y yo pensé: ¿Pura venganza ante tanta desfachatez, ante tanta y cruel realidad?  ¿o es simplemente una forma de asomarse a la ventana que da a un muro y ver o saber ver, el cielo sin verlo". Yo me apunto  a lo último. Lo demás  ... lo demás es no saber vivir ... ¿Verdad Antonio? ¿Verdad gente amiga?




14 comentarios:

  1. Hola. como siempre es un placer leer estas situaciones de la vida cotidiana. Lo importante es disfrutar de lo que realmente nos permite vivir con mayúsculas. Nuestra vida se enriquece con esos pequeños detalles. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices bien, Marta, pequeños y tan necesarios detalles.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues sí, Enrique, yo me apunto a lo tuyo. LO de la mujer que se va con el de dudosa reputación por las pelas me pone los pelos como escarpias. ¿Sabes qué te digo? Que el que sale ganando al final es el marido abandonado, y si no al tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También creo yo eso, Celia y lo creo siempre que alguien me cuenta algo parecido. Solo antes que mal acompañado.

      Eliminar
  3. Jajaja...Enrique, me encanta esa ironía tuya con la que relatas la realidad de la vida.
    Sabes plasmar con destreza situaciones que son el pan de cada día, poniendo tu puntito de sabiduría.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maripaz a mi lo que me gusta es hacer fotos pero me salen fatal, por eso escribo y descibo lo que veo. Solo son fotos.
      Un abrazo y feliz tarde.

      Eliminar
  4. Lo demás es vivir a medias, querido amigo. Pero eso tú ya lo sabes, porque tú podrías dar lecciones de VIDA, si, asi en mayúsculas, porque es de ese modo que nos la muestras.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme, lo que verdaderamente se aprecia es, con vuestra ayuda, que se puede vivir con muy poco.
      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  5. ¿ ironías? ¿realidad?, una buena mezcla si se que es lo que nos dejas.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ironía, esperanza y ánimo incansable, amiga Inma ... no hay más, no puede haber más.
      Un abrazo de jueves.

      Eliminar
  6. Ya se dará cuenta el marido de la suerte que ha tenido y, con el tiempo, ella reconocerá su error, o no.

    Siempre pienso "este Enrique, qué largo escribe" y luego se me hace corto, jajajaa.

    Un beso, chicos, y cafelito para dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, censura, escribo largo, quizás demasiado, tendré que hablar con bruselas para que me apliquen recortes.
      Gracias amiga por ser tan tolerante conmigo y ser capaz de leerme hasta el final.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Me apunto yo tambien ,... a tus enseñanzas . un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, bienvenido David, un abrazo muy grande ... ah, el maestro de la Bloguería eres tú.
      Un abrazo.

      Eliminar