a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 12 de marzo de 2016

Yo siempre he creído estar muerto … (Volví)


Play, por favor …
Beethoven – Sonata Claro de Luna (60 Minutos) – Música Clásica Piano para Estudiar y Concentrarse
Play, por favor …
12 marzo 2016
Yo siempre he creído estar muerto, que la vida no existe y que lo que realmente sucede es que estoy en un imaginario y gran escenario en el que alguien muy poderoso ha creado toda esta realidad, en la que creo vivir, solo para mi; que un día alguien me dirá que eso fue así, que todo ha sido una broma pesada y que solo los sueños hacen que la realidad sea alcanzable para quien quiera disfrutarla como es. Por eso me fui, solté el alma y dejé mi cuerpo en tierra, no pudo seguirme, busqué donde agarrarme para subir, para volar, para acercarme al infinito y soñar con aquello que se vive en ese escenario, descubrir si hay más, si es solo el cuerpo lo que pesa o si es el alma la que no puede elevarse cuando me dice donde esconder los pecados que nunca cometí,  las locuras que nunca viví o las alegrías que alguien vivió por mi; que todo ese dolor que se reparte por cualquier rincón del escenario que se me muestra no me haga llorar, que se contenga y deje de mostrar su lado oscuro; que esa realidad respete la ciencia de la devoción, de la contemplación, de los sentidos, del  buen hacer, del amar y ser amado …
Pero volví, no hay más, quizás me equivoqué o no supe o no quise, encontrarlo. Recuperé mi cuerpo, mis ideas, mis sentimientos, mis alegrías, mis momentos malos … mi amor. Volví para seguir mi irremediable camino y su historia hasta concluir el guión de esa vida que creo vivir … que quiero vivir, aunque genere dolor, aunque lo desee sin más  … aunque solo por ello y por ella, valdrá la pena seguir haciéndolo … siempre y hasta el final.



9 comentarios:

  1. La verdad es que es un trabajo ingente vivir una vida que no hemos elegido a la que nos han traído sin pedirnos permiso. Pero bueno, la inercia o los motivos que queramos tener, nos sigue dando gasolina para seguir. Hasta que se acabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario para mi baul de perlas virtuales, amigo EKK.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Espero que hayas disfrutado de tus vacaciones. Me alegra volver a leer tus profundos y sabios escritos.
    El otro día pensaba algo muy semejante, Enrique. A lo mejor tenemos razón y esto es solo un sueño, o algo así, y la verdadera vida, la buena, llegará pronto, exenta de dolor.
    Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Celia ... aún sigo de vacaciones, voy a seguir hasta el 22, al menos, pero iré escribiendo, me gusta hacerlo y es como mi frontón de las lamentaciones, de las alegrías y del No Te rindas.
      Un abrazo muy fuerte, amiga.

      Eliminar
    2. Ay, Celia ... aún sigo de vacaciones, voy a seguir hasta el 22, al menos, pero iré escribiendo, me gusta hacerlo y es como mi frontón de las lamentaciones, de las alegrías y del No Te rindas.
      Un abrazo muy fuerte, amiga.

      Eliminar
  3. ¡Hola Enrique! ¿Qué tal esas merecidas vacaciones? Espero que bien y que este triste y melancólico texto no sea un reflejo de ellas :S Tengo suerte: raras veces me siento como en tu texto, soy de un carácter mucho más optimista y creo que disfruto mucho de esta vida como para poder pensar que no es la buena. Ya me vas conociendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amigo, te voy conociendo, eres una persona excelente, gracias por tus comentarios.
      En esta "lágrima" no era mi intención que se mostrase pesimismo alguno y en forma alguna, todo lo contrario. Es un canto a la vida, al amor y a la necesidad de querer seguir, de querer vivir para vivir. El alma volvió al cuerpo y el cuerpo a la vida ... un canto, uno más, al No Te Rindas.
      Un abrazo y feliz noche, amigo

      Eliminar
  4. Amigo Enrique esa música y esas frases requieren de un momento especial que seguramente tú has sentido cuando las escribías, pero los que la leemos en otras circunstancias o momentos, tal vez no lo sepamos interpretar
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho Toni, claro que sí. No obstante, disculpa si en algún momento este canto ha mostrado pesimismo o culto al llanto peregrino, nada más lejos de la realidad. Oír a Beethoven cuanto el alma regresa al cuerpo y el cuerpo a la vida es toda una manifestación de alegría.
      Un abrazo muy fuerte amigo dels 100ipico

      Eliminar