a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 5 de octubre de 2012

Rafa Valderrábano, un extraño y entrañable amigo



DSC01149

Guapo, guapo, tanto como querido

05 octubre 2012

Era un jefe cabrón, con perdón, ya sabéis, en el mundo del ladrillo, igual que sucede con la barba de los futbolistas, cuantos mas tacos sabes soltar con gracia, mas duro pareces, así es que no voy a andarme con besos en partes ocultas ni nada parecido.

Le conocí una mala tarde-noche, (de  cuatro de la tarde a dos de la madrugada), en la que el tío, pensando que yo era una especie de vaca sagrada, por culpa de lo que le contara un estúpido jefe de él que me odiaba sin que yo nunca hubiera sabido por qué, pues bien, él, el ahora Jefe de los Básicos, me trataba con cierto desprecio y absolutismo, como si yo nada tuviera que opinar y, si, mucho que aprender, cosa que, al parecer, él ignoraba que yo fuera capaz de ello.

Mas que “cabrón”, con perdón, lo que el muchacho parecía, era ser un chulo de oficina fruto de una banda de niñatos extraída de jesuitas o de Icade, venido a mas, con cuatro éxitos de segunda con una referencia inmobiliaria  de éxito en mercados del tercer mundo o eso nos parecía.

Su primer contacto serio conmigo terminó, a eso de las dos de la mañana de un 23 de marzo del 2004, con un no real pero si cierto: “Póntelo ahí, tonto del culo, eso es lo que tendrás que asumir a partir de ahora” y lo malo no fue la frase, lo malo fue, al margen de la innecesaridad, que lo hizo poniéndome el dedito en la frente, repetidamente, en un afán de ridiculizarme delante de todos los míos a mi cargo y que allí estaban escuchando lo que les tenía que contar el nuevo, joven e inexperto nuevo director de Promociones de la Metrovacesa del 2004. Luego, el tiempo y las razones, pusieron a cada uno en su sitio y hoy, Rafa, el Básico, es uno de mis mejores valedores, un amigo. Tarda en contestar a tus notas, si, pero lo hace. Pero también es capaz de organizarte un homenaje en dos día y hasta que no te ve llorando no para, un amigo, ya sabéis, esos que hacen cosas tontas, si, esas que ya no se estilan.

Quien bien te quiere te hará llorar, y eso, sin duda, es un argumento que no se si cabe muy bien aquí, pero es lo mas parecido para lo que hay, de modo bidireccional,  y ha habido en nuestra siempre turbulenta y extraordinaria relación.

Rafa Valderrábano: Yo, aunque pases del frío al calor de un modo inesperado, también TQ, quizás más que nunca.


6 comentarios:

  1. Yo tambien TQ, Enrique, to también TQ... entre otras cosas por provocador ;-) ¡Ah! pero el que sacó primero el "florete dialéctico" fuistes tú.

    Mucho trabajo y muchos cambios (para bien) que no son excusa para estar regularmente en contacto con los amigos.

    Un GRAN abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Provocando, en el fútbol, se consigue que expulsen al contrario, amigo aludido, pero en la amistad es como el atizador a la brasa. Un gran abrazo, amigo, sé que estás muy, muy, (como siempre), en casi todo, como debe ser. Y, ah, ya sabes, mas que nunca, y otro, ah, lo del 9 de marzo 2012 no se me olvidará en la vida.
      Besos a todos.

      Eliminar
  2. Bueno amigo Enrique,
    Cuando Mamen me envió el enlace a esta entrada me gustó mucho y la deje marcada como una de mis favoritas en reader.
    Esta tarde me ha dado por releer cosillas y reconozco que me encanta.
    La verdad es que Rafa es un jefe horrible pero tiene un corazón que vale su peso en oro.
    Como se empeñe en que vayamos todos por un precipicio no hay quien lo pare pero creo que su admirable compromiso con el emprendimiento merece un 12 sobre 10.
    En mi caso me ha aguantado que le lleve la contraria mil y una veces, en ocasiones con la paciencia de un padre. En esos casos la razón da igual, lo importante es el respeto y el cariño.
    Solo añadir que el embarazo de mi hija fue muy malo, falté mucho pero mucho al trabajo. Trate de compensar con noches y madrugadas. Jamas, nunca jamas, recibí un reproche, pregunta o comentario.... a cambio mi calva es suya... que le vamos a hacer.
    Os quiero a los dos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un emocionante relato sobre algo que se dirige hacia uno de mis iconos, si, IRR, estoy contigo, un extraño, entrañable e inolvidable amigo el tal RV. Me alegro que pensemos lo mismo y, ah, me ha emocionado tu relato.

      Eliminar