a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 13 de febrero de 2013

¿Algo puede ir peor?

20130213_112202 (Large)

 

13 febrero 2013   13 febrero 2009

Me viene al alcance de la neurona activa que me queda hoy de guardia, un palabrerío de Aramburu, algo abundante, protestón y rebelde, y puercocerril que me mandó, hace algún tiempo, mi amigo Alberto el “Publi”, que ha dimitido del Facebook, en un alarde y clara demostración, de que se puede vivir sin él:

Pues sí, hay días en que me viene un fuerte deseo de repetir el destino de Robinson Crusoe; de estar solo en una isla desconocida para los cartógrafos; de experimentar por vez primera la rara sensación de no formar parte de una plaga; de no ser conminado a interpretar un papel en las excesivas y, por lo general, sangrientas utopías de mis congéneres; de rehacer a mi manera la civilización; de crear una ciudad con cuatro ramas y cuatro piedras; de ignorar la prisa, el dinero, las relaciones públicas; de perder de vista para siempre al violento, al racista, al codicioso, al pelma; de vivir en paz; de morir en paz -como decía el poeta- al atardecer, a ser posible con la cara vuelta hacia el océano. (Fernando Aramburu)”

Pues eso, ya es miércoles y en horas empieza la cuaresma,  hay que abandonarse a la intolerancia, al placer carnal, a la danza, al “buenbeber” y al “buencomer” que nos llevará a la acidez en nuestras tripas durante lo que queda de semana. ¿Algo puede ir peor?, me decía ayer un cariñoso colombiano que tropecé en mi feliz y mundano devaneo diario. Yo le contesté como pude, pues a la gente joven conviene no ennegrecerles, aún más, su horizonte y le dije que por supuesto y luego, tras una estúpida y poco convincente conversación, acabé sentenciando mi poco brillante interpretación con una frase de Nietzsche que siempre me recordaba mi Madre: "¿No es la vida cien veces demasiado breve para aburrirnos?" – El muchacho se me quedó mirando, tras unos breves segundos de reflexión, y me dijo: “No sé, Enrique, nunca me lo había planteado, aunque, quizás, también, nunca me había parado a pensarlo” – Parar, pensar, reflexionar ………… ¿Qué cosas, verdad?

 

 

El Periódico de Enrique

.

Las cosas de Enrique TF en Blogger

Las Cosas de Enrique I ………… en WordPress

Las Cosas de Enrique I …………. en Tumblr

Enrique en so.cl

Enrique en Twitter

Enrique en Pinterest

Enrique TF en Google+

http://goo.gl/VPf50

http://vozme.com/text2voice.php?lang=es

.

2 comentarios:

  1. Querido amigo, a la luz de los acontecimientos pasado y presentes, creo que la respuesta a tu pregunta es SI. Efectivamente todo puede ir a peor. Un saludo

    ResponderEliminar