domingo, 3 de febrero de 2013

Hombre destetado

03 febrero 2013


Hay días que, aunque sea domingo, no siempre son los mejores días de tu vida. Hace sol pero no lo ves, hace viento pero no lo sientes. Las piernas no te responden y esa víscera que aparece  brillante en las ecos, da señales de existencia. No te apetece comer, ni beber. No sabes muy bien lo que te pasa. El futuro se junta con el pasado y el infinito sigue siendo tan irreal como verdadero. La tormenta nuclear ha empezado a dejarse ver en las sombras de los sueños y el pensamiento ha decidido, aburridamente, centrase en lo imposible. Las maracas y los ruidos de los sentimientos raheces no existen. Veo que los pasillos hacia ese mundo son estrechos, fríos y llenos de aristas de cristal de tiffany. No se puede tocar nada ni es tangible al tacto ni al gusto, todo es inverosímil, cruel e imposible de olvidar. Las sombras no existen, todo es claro y verdadero pero imposible, todo es como siempre soñé …

Y al grito de: “Enrique, que ya son las nueve, vamos despierta”, he vuelto a la vida, me he soltado la soga y he comenzado a reír si, a reír, aquí estoy, a pleno sol y oyendo este chulesco y estúpido mensaje que me ha mandado no se quién:

image



..



2 comentarios:

  1. Que sería de nosotros si alguien no nos despertara de ciertos sueños,,,,,siempre amanece de nuevo amigo, al menos por ahora! Jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moriríamos de hambre, sed y de desamor, amigo Antonio. Tienes razón.

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/