a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 2 de mayo de 2013

Miedo o Vértigo


417BBBF72B733779BA539E5931F2508B 

2 mayo 2013
“Duermo mal y poco, Enrique, en la oscuridad clavo los ojos en el escenario que ofrece mi imaginación y me asusta pensar que ella se muera antes que yo. Yo soy un torpe para todo y tendría que recurrir a no sé quien, ni donde. Me aterroriza pensar el que haría yo si mi hija y su marido, murieran y me tuviera que hacer cargo de mis cinco nietos. Vivo de mi pensión y de las rentas de algunos ahorros que hice en mi vida profesional, pero ahora me da miedo gastar aunque sea para cosas esenciales, pues me da miedo el futuro que nos espera. ¿Y si todos se quedan en paro? ¿Y si este estado de pandereta nos quita la Seguridad Social? ¿Y si …….? …………………”
Puedes oír y leer muchas declaraciones de lo que se dice del estado de ánimo del personal, pero cuando tienes la oportunidad de hacerlo con alguien que te mira a los ojos mientras te lo cuenta, eso es peor que el miedo, eso es vértigo. Ayer, cuando Arturo me lo contaba, no supe que decirle, si, se me están acabando los discursos hacia el optimismo. Tendré que hacer como el buen Quijote de La Mancha, tendré que recomponer mi figura y mi ánimo y, ah, tendré que hacerlo rápido. El miedo es gratis, pero el vértigo te atrae al abismo.


 Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)
 

4 comentarios:

  1. No quiero ser aguafiestas pero convendría saber hacia dónde vamos.
    Si puedes, escucha:
    https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=jX7Kqb21b44

    ResponderEliminar
  2. No lo tengo claro Enrique, la riqueza se produce, no es un bien etereo. Salvo q se convierta la riqueza en algo artificial.

    De todas maneras ahí está Hungría, todos los gobernantes no son iguales, con todos sus defectos han defendido su soberanía y sobre todo, preservado sus costumbres, las de sus ancestros, es lo único que puede salvarnos creo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Santo Padre, Candela, siempre me decía que todas las políticas eran buenas y que eran los hombres quienes las hacían malas.
      Feliz noche.

      Eliminar