a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 23 de noviembre de 2013

Morbo, el viernes la nuit y nunca un paso atrás

Bellini Bar and Lavo nightclub being its luxurious siblings

Bellini Bar and Lavo nightclub being its luxurious siblings

23 noviembre 2013


Parece un día horrible cuando hace un sol radiante. Me acuerdo, una vez más, de aquel viejo reproche de mi Santa Madre de que “la noche no es para ti, Enrique”, pero nada como vivir esas cálidas noches de los viernes para que los cables vitales sigan impulsando y moviendo lo que queda de este cuerpo serrano que la naturaleza divina ha querido regalarme. Pecar es algo natural en el hombre y hasta deseado porque ofrece ese morbo que siempre necesita tener todo lo prohibido. Me decía hace bastantes años, un compañero de trabajo en el Ayuntamiento de Barcelona: “La Jefa es una señora que a sus 55 presenta un atractivo especial pero lo tiene mucho más por el mero hecho de ser eso, la Jefa. Enrique, no te fijes en ella, te acabará dando problemas si lo haces”. 

La noche tiene mucho morbo por si sola, como mi Jefa de los 70, siempre lo ha tenido para mi, pero si no fuera por mi querida Ángel de la Guarda no sé si podría arrastrar estas derrotadas carnes hasta el puerto deseado. No es necesario emborracharse, ni pasarse con nada de nada, solo se necesita una buena conversación, buena música y buena gente, lo demás viene solo. Lo importante, al menos para mi, es no dar un paso atrás, con bastón, con muletas o en brazos, los viernes la nuit son míos, son nuestros, sin ellos sería eso, un paso atrás.





enriquetarragófreixes



6 comentarios:

  1. ¡Ele... ahí! ¡Este es mi Enrique! ¡Sí señor...! La marcha es la marcha... La cuestión es que la diferencia entre el maldito calimocho y la marcha vivida con acierto es como el mar y la arena: pueden estar juntas pero jamás se parecerán. La marcha que explicas, Enrique, es la que deben experimentar muchos de los que se consideran expertos en ella porque beben hasta anularse, oyen música hasta quedar atolondrados o alcanzan a la jefa sin tener en cuenta la relación causa/efecto. Los ·componentes· de los que hablas son los necesarios para poder llamar marcha a las noches de los fines de semana plenos de alegría y descanso.

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, amigo Campillo, por esos conceptos debiéramos luchar para que fueran interpretados en los foros docentes y familiares con mayor entusiasmo, dedicación y devoción. Feliz noche mi fiel amigo-e.

      Eliminar
  2. Con ese "ni un paso atrás" me sumo a lo explícito y a lo implícito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Luisa por sumarte, aunque haya mas de deseo que de posibilidades. Gracias, pero eso es, el deseo lleva implícito muchas ganas de hacerlo que no es poco, al menos para mi. Feliz noche.

      Eliminar
  3. Bravo Enric! Para la "fiebre" es del Viernes noche, si señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, alguna rampa, un par de pequeñas caídas y una alta dosis de insomnio solo comparable a la felicidad que se disfruta con ello. Gracias, argy, mil gracias.

      Eliminar