a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 14 de diciembre de 2013

Otra vez ella

14 diciembre 2013

No estaba en ninguna parte, el camino había desaparecido y el cielo también. Palpaba sobre la tela de mi camisa y mis dedos se hundían en ella. Desnudo y sin el más mínimo frío. Un fuego lejano y un olor a tierra mojada, como único vestigio de naturaleza muerta, me hacían sentir inútil y esclavo de mi verdad. No sentía las piernas y masturbaba mis sienes con la idea de controlar el vuelo. Mis dedos se metían en mis venas sin sangre cuando comencé a verla. Desnuda, entre velos y recitando un verso en un idioma impronunciable. Era ella otra vez. Sabía que me llamaba pero no la quería oír. Ella rompía su velo y me tendía la mano …   Me desperté, empapado en sudor y mi cuerpo al punto del hielo. Algo hizo que me despertara y con ello conseguí que no pueda ni olvidarlo, ni olvidarla. Lo más extraño es que, siempre, que algo así me pasa, me dicen que es por culpa de haberme “administrado” una cena copiosa, pero ayer, curiosamente, no cené.

Enrique Tarragó Freixes

 

Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
Enrique en So Cl
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es

.

6 comentarios:

  1. Enrique, Enrique... ¡Que está de vacaciones, hombre! No dejes que también capte tus sueños. Los sueños son la única realidad que poseemos los humanos. Que haga de las suyas lejos de nuestro entorno porque es tan malvada que además, nos martiriza con lo único que no le pertenece: nuestra mente. Tengo que enviarte algún que otro entretenimiento de "COSAS MUY PARTICULARES" para que se te alegre la vista... ¡Eleva el corazón y obliga a tu sangre a que fluya bien líquida por tus cañerías. El único que tenía una espada encima del hombro era Damocles. A nosotros nos están poniendo tantas que parecemos recién banderilleados.

    Un inmenso abrazo, querido amigo Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Antonio. Celebraré perderla de vista pero últimamente se está poniendo muy pesada y aparece muy a menudo. Haré como dices, elevaré el corazón.

      Eliminar
  2. Dado que el resultado es el mismo, no dejes de cenar, aunque sea ligera! Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Piensa que esa extraña dama que quiere tocarte, quizá sea la lotería de Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una posibilidad que no contemplaba, mimarzgz ... Por qué no? Gracias.

      Eliminar