a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 10 de enero de 2014

La cola de las verduras

Duart Acuarelas-El Almorsaret
Duart Acuarelas-El Almorsaret
10 enero 2014

Era como un noche de verbena, una tarde de copas o un fin de fiesta en Casa Pepe. Todos hacían cara de habérselo hecho, en una noche loca, con la Candice Swanepoel, (en sueños,  claro), y  babeaban sin freno alguno con síntomas claros de una senil y agradable, demencia. "No, no, pase usted señora, yo no tengo prisa", decían todos mientras dejaban pasar a la buenorra cuarentona del turno a la vez que bajaban la vista en busca de sus redondeces.  "Cuanto tiempo, Enrique" ... alegría a raudales y una sensible conversación de honrados tabernarios por afición en busca de una sonrisa, un otro momento y su minuto de protagonismo. Allí se acaban los problemas, el malhumor y las tonterías, esa es la cola de las verduras, si, donde se puede hablar de todo y sin que nadie se oponga a ello. Ellos son mis amigos, hoy los de la cola de verduras. Un mes de vacaciones del frutero nos ha dejado sin alma durante un mes. Cosas sencillas que antes no sabia ni que existían. Cosas ocultas y yo, tonto de mi, casi me las pierdo.
 
Enviado de Samsung Mobile Note II

No hay comentarios:

Publicar un comentario