a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 25 de enero de 2014

La Felicidad humana, la mente y las circunstancias

Orlando Verona-Velas de amor.
Orlando Verona-Velas de amor.

25 enero 2014

Mientras intentaba, inútilmente, mover algunos músculos, una sonrisa bribona me iluminaba la faz recordando la noche de ayer, la del viernes de mis amores. Frío, calor, charla, copa e intentos bailongos de mostrar ese cuerpo serrano que uno aún mantiene a pesar de los pesares, hacen que el recuerdo sea aún mejor que lo vivido – “Enrique, no te estás pasando, no hay para tanto, ¿Verdad?” – Y, si, es cierto, no hay para tanto, pero mientras un metro de camino es toda una excursión para un caracol, es solo una pisada para un elefante y yo, aunque ni babeo, (creo), ni tengo caparazón, (creo), un metro es mucho metro para mi.

Para despedir esta especie de buenos días o lo que sea, me referiré a una de esas frase del empirismo más clásico y que a mi siempre me ha pirrado: "Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias".

Lema de Hoy: No te rindas


No hay comentarios:

Publicar un comentario