a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 8 de marzo de 2014

Una de ladrillos

40x15CAPRI-2
Benidorm-Marzo 2006-Villa Capri
08 marzo 2014

"Mira Enrique" - me dijo - "patenerlo", (sic), en el banco prefiero hacer casas, una promoción pequeña, eso si, pero hay que hacer ladrillo útil - ¿y eso que es? - le pregunté – Pues una promoción pequeña, unas 16 viviendas, solar muy céntrico ya que ahora los solares están "pacomprarlostoos", (sic), que la pongo en marcha ahora, que construir es muy barato y entre pitos y flautas, la voy a terminar dentro de tres años y con eso ya me planto al final de las crisis y he concluido con un beneficio superior al que me pueda dar cualquier banco - Para eso hay que tener dinero - le dije - pues los bancos es difícil que te arreglen la economía de futuro para negocios así. -"Posclaro", (sic), no mucho pero tengo y los bancos aún me persiguen, no como antes, pero aunque me buscan no los necesito, ellos solo dan al que tiene.
Bien, entrando en conclusiones tengo que contaros que aprendía varias cosas en mi conversación de ayer con este amigo promotor:
  • Se confirma, nuevamente, que no es necesario ir a la Universidad para ser un líder o un rey de la economía. Normalmente el ingenio y el esfuerzo se aúnan para ello..
  • La voz de la experiencia, aunque parezca no saber hacer la O con un canuto, nunca se debe despreciar aunque parezcan locos, vehementes o seniles.
  • Por último, algo que aprendí de mi querido Agustín: Por muy listo que te creas, siempre hay más listos que tú.
Otros dos cafetulianos, jóvenes emprendedores del mundo del ladrillo se plantearon hacer lo mismo que nuestro veterano compañero y cuando él se fue me preguntaron parecer sobre tres asuntos que llevaban entre manos y yo les di mi opinión: “Pensadlo bien, vosotros no tenéis ni la edad, ni la experiencia, ni el dinero de nuestro anónimo empresario de Benidorm” – Enrique: has cambiado mucho … ¿Verdad? – Puede que sí, pero tengo la certeza de que en este País de lo que estoy seguro que no hace falta, es, con excepciones puntuales,  construir viviendas nuevas habiendo las que hay, aún, terminadas y buscando comprador, ¿No creéis?  Por qué no os dedicáis a eso, a vender las que ya están terminadas, eso tiene más sentido.

2 comentarios:

  1. Es una respuesta de lo más lógica la tuya.................para que comprar más comida cuando tenemos la nevera llena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es un negocio muy complicado, amigo argy y no me refiero al de la construcción, que también, me refiero al de la Promoción Inmobiliaria. Apasionante pero terriblemente peligroso.

      Eliminar