a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 18 de abril de 2014

Nadie es mejor, ni peor, por haber nacido donde un dios irracional quiso

Jeremy Geddes (fotografía)
Jeremy Geddes (fotografía)


18 abril 2014

No se si habréis acudido alguna vez a una de estas charlas que suelen dar las ONGs que se dedican a la integración de los musulmanes en esta tierra, pero si lo hacéis os daréis cuenta que habrá valido la pena hacerlo. Curioso, hoy me ha venido al escenario de mi imaginación aquellas historias que mi abuelo Enrique me contaba sobre la emigración española a Europa y Sudamérica tras el inicio de la Guerra Civil del 36. Qué cosas, que memoria mas perdida tenemos. Nadie es mejor, ni peor, por haber nacido donde un dios irracional quiso.


2 comentarios:

  1. Nadie decide donde nacer, pero debemos permitir que los hombres elijan donde quieren vivir. Las barreras las pusimos los hombres, nada mejor que ser ciudadanos del mundo. Un besote

    ResponderEliminar
  2. DERROCHAS BONDAD Y SENSIBILIDAD, DETALLES. FELIZ SABADO DE GLORIA

    ResponderEliminar