martes, 20 de mayo de 2014

Todavía confiesas, viejo?

Casey Baugh
Pintura: Casey Baugh

20 mayo 2014

Hablando de curas, hoy, en el café de madrugada de esta mañana, mientras mi cura favorito me confesaba que se alegraba de la carta que han mandado esa treintena de señoras amantes de curas católicos dirigida al Papa Francisco reclamando el fin del celibato para sus queridos, y mientras apuraba, mi querido cura, su Anís del Mono, Antoine le ha dicho, de modo bastante irreverente, pero cercano: “¿Cura, cuando puedes confesarme? … y yo, susurrándole al oído le he dicho; ¿Todavía confiesas, viejo? – Y el me ha dicho; “No, Enrique, no, solo hago ver que les escucho, hacerlo de verdad me parecería indecente”.
Hay veces que estar cerca del pelo púbico de tus creencias te hace mayor, más mayor, muy respetuoso y, seguramente, muy comprensivo.

4 comentarios:

  1. ¡Qué bueno, por favor... ! Preséntame a ese cura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo diré, Tracy, se lo diré. Es un caso único, claro, es amigo mío.

      Eliminar
  2. Tarde o temprano se tendrá que reconsiderar lo del celibato..........otra cosa es que nosotros lo veamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrán que hacerlo, amigo argy, es como eso que dicen de Madrid ... ¡¡¡ que te quedas sin gente !!!

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/