a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 4 de agosto de 2014

El Código de barras vital y profesional

Dariusz Klimczak

Fotografía de Dariusz Klimczak

 04 agosto 2014

No hará falta que me extienda mucho, quizás lo cuente demasiadas veces, seguro, pero los que ya tengáis que dar el paso hacia la vida muerta de la inactividad laboral o profesional, o estáis aterrizando en ella, id con cuidado, nadie echa un flotador, hay que prepararse para nadar en el ancho mar de la soledad para superarla. Lo mas importante no es buscarse obligaciones y/o ocupaciones, qué también, lo más importante es asumirlo, si, asumir que se acabó para siempre y que ahora toca dejar las responsabilidades a otros. Reírse de los problemas del mundo y darse una panzada a criticar desde la barrera lo que hacen los que faenan, es un lujo inalcanzable para otros. Fortalecer el espíritu y profundizar en los surcos de la imaginación, de los recuerdos y de un horizonte nuevo que, sin duda, existe y que es tremendamente rico en vivencias y en nuevas actividades, es uno de los principales objetivos que se logran sin que podamos saber como, ni por qué, pues vienen solos. Viajar, contemplar el horizonte mientras te bañas los pies en la orilla del mar, dejar el reloj en casa, hacerle fotos a un caracol y/o a un café, decidir cada minuto lo que haré el siguiente sin tener que programarlo ni un día, ni un mes antes, es una verdadera gozada que solo tú has alcanzado. Piénsalo.

 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es



6 comentarios:

  1. Bravo Enric, la felicidad esta en todas partes esperando que la recojamos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo, amigo Antonio. Intentaré seguir en el barco. Gracias.

      Eliminar
  2. Veo el comentario de Antonio Gt y subo: en cualquier circunstancia.

    ResponderEliminar
  3. Ole, ole y ole tú!!!
    Vaya lección de vida nos has dejado en esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tracy. Dicen que solo admira quien siente.
      Saludos desde el mediterráneo central

      Eliminar