a:hover { text-decoration: underline;

martes, 9 de septiembre de 2014

Aprendí a vivir … y a dudar, especialmente, de las otras

Steve Delamare

Steve Delamare


09 septiembre 2014     -      2016

Quizás lo haya dicho otra vez, pero repetiré que hubo un tiempo en que pensaba que solo había dos tipos de personas, las malas y las otras. Ahora, pasado, ya, mucho tiempo, estoy seguro de que sigo dudando sobre cuales son, especialmente, las otras. Tengo ilustres y conocidos, amigos de ambos grupos a los que gusta decir eso de que la vida es esa cosa que sucede mientras hablamos de ella, pero yo, como es sabido, soy más de ese grupo de gente rara que piensa que la vida es esa cosa que sucede sin que te des cuenta de que existe hasta que la descubres como algo inexplicablemente bello. Siempre pensé que existía, no perdí la fe y la seguí buscando hasta que un día no muy lejano la encontré y aprendí a conocerla. No tenía cara, no tenía alma, no era tangible, solo se percibía cerca muy cerca, donde siempre había estado y yo nunca supe verla. Es algo inexplicable, intimé con ella y aprendí a vivir y a seguir dudando sobre qué personas son, especialmente, las otras.





enriquetarragófreixes



2 comentarios:

  1. Que pena que nos demos cuenta de las cosas tan tarde,,,,,,,,aún estamos a tiempo!!!

    ResponderEliminar