a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 14 de septiembre de 2014

Hipocresía ... esa mierda


Un deseable paisaje arbóreo


14 septiembre 2014    -    2016

Decimos a los más jóvenes que deben actuar con moralidad creciente y luego nos vamos de puticlubs.  Decimos NO  a la pena de muerte y cuando preguntamos que hacer con ese violador si lo hiciera con tu hija, dirías que lo ahorcaran. Mandarías a galeras a tu mujer si lo hiciera con otro, mientras tú te entiendes con la o el,  del despacho. Vamos a Misa a enterrar al dios de la Banca mientras nos da igual que su Banco desahucie,  cruelmente, a 300 españolitos a diario. Nos horroriza ver como le cortan el cuello a un pobre y honesto,  cooperante en países de cruel convivencia a la vez que creemos que implicarnos en combatir a esos asesinos es una muestra más de la cruzada capitalista contra los menos privilegiados de un pueblo oprimido. Finalmente ... criticamos los recortes en Sanidad, en Moralidad, en Educación y en Dependencia,  pero al final acabamos votando a los CORRUPTOS de siempre. ¿Somos unos hipócritas recalcitrantes? Esa pregunta ... no me deja dormir.


Enviado de Samsung Mobile Note III



enriquetarragófreixes




6 comentarios:

  1. Lo que falta es pensar las cosas, estudiarlas, así no se darían esos casos de hipocresía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Paco, a veces creo que la gente va a votar como el que va a hacer una quiniela o una primitiva.

      Eliminar
  2. Nos has dejado una gran lista de las incongruencias habituales del ser humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantas que, seguramente, me habré quedado muy corto, Tracy.

      Eliminar
  3. Estas en forma,,,,,,,,,,,combativo como nunca. Hipocresía y doble moral, este es nuestro país, la gente tiene principios, y si no gustan, ya se sabe, tienen otros!! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta "incansabilidad", amigo argy, me ha entrado por hacerles entender a aquellos que se encargan de educar a mis nietos y a todos los que mañana mandarán, gobernarán o, simplemente, andarán conviviendo entre ellos, que este es el momento de enseñarles todo lo que esta Sociedad vive de forma tan tristemente relajada en cuanto a valores morales, educativos y sociales, se refiere. Educar ahora es mejor que reprimir, condenar o enfrentar el día de mañana.

      Eliminar