a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Libertad y el destino ... ¿Paqué?

Imagen: Un supremo acto de libertad

03 septiembre 2014 - 2016


Cuando nos lanzamos hacia las barras de la escalera de nuestro destino, nunca imaginamos lo que nos espera, pero siempre anhelamos algo que siendo, felizmente, indeterminado, sea único y vibrante. Cuando asomamos la cabeza en lo que entonces llamábamos futuro, te das cuenta, que el destino no es que sea cruel, perverso u obsceno, no, nada de eso, te dice que el futuro no existe, solo es el que te imaginas. Lo demás, digan lo que digan los expertos en sociología caníbal, no sería vida, solo una insoportable rutina en la que no valdría la pena ser infiel virtual, cortesano ocasional, cervecero recalcitrante, fotógrafo de cualquier ladrillo viejo, gran amante de la bohemia nocturna, perverso piropeador de almas irresistibles, hermano de la bisexualidad, adorador de excéntricos bailongos de salón, experto en tiempos muertos imposibles, gran observador de la miseria social, fiel y amante, esposo o adorador empedernido de las misas del verano y de los desfiles de todos los Pasos de las Procesiones cuando bajan por nuestra alicantina Rambla. La vida, sin todo eso, no sería vida, solo rutina y el destino ... un ingrato de los de "paqué".


Enviado de Samsung Mobile Note III




enriquetarragófreixes



8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Paque tú puedas seguir siendo tan guapa y feliz, Tracy. Feliz noche.

      Eliminar
  2. Enrique, ese ¿paqué? se utiliza mucho por estas latitudes, no sólo es una manera de hablar, también refleja una aptitud ante la vida...
    Besos desde Caracas, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, "paqué" pedir más felicidad si ya la tenemos
      Un abrazo desde el mediteráneo

      Eliminar
  3. Todas esas grandes y pequeñas cosas son nuestra vida, que seria de nosotros sin ellas, y alguna más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Paqué" vamos a decir lo contrario, amigo Antonio. Bienvenido de nuevo. Te añoraba ++++++

      Eliminar
  4. Una riquísima exposición de casi todo lo que puede llamarse importante y futurible, Enrique. Es cierto que el destino no existe porque sí sino por ser un futuro desconocido pero que llega irremediablemente. Todo lo que expones con tanta precisión es precisamente ese futuro.

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo y, a mi edad, empiezo a saberlo con mayor certeza, cada día un poco más, amigo Campillo.

      Eliminar