viernes, 16 de enero de 2015

El precio de la verdad … según quien


15914_10204116059836531_8748041579199226290_n

Previa: Intentaré que esta bloguería no parezca una parte de ese muro de las lamentaciones al que, a veces, me gusta pertenecer.

16 enero 2015

Declarar en un juicio, como testigo de una parte,  entre amigos ... un problema ... el dañado siempre eres tú ¿Por qué fuiste? - Acabas preguntándote ... Y yo me respondo: Lo hago, inevitablemente, por un arcaico sentido de la responsabilidad, aunque alguna de las partes, estúpidamente, no sepa aceptarlo. Ofende, claro, que al salir te llamen el nombre del cerdo … impensable en un responsable de una familia muy importante de Elx, por otra parte buenos amigos. Es lo que tiene la ineptitud de algún empleado con cargo, falta de ética y, especialmente, de recursos humanos solventes. Lo siento, yo nací libre y como soy.  Cada empresa lleva las cosas como cree conocer.

Seguir vivo y sensorialmente activo, no es siempre una vida fácil ... es solo sentirse honrado al hacer eso de ser activamente fiel a tus principios. Si alguien no puede entenderme es que, seguramente, no es capaz de entender la razón o mis razones, claro, lo malo es cuando las razones marcan una línea roja entre tus amigos y los que no lo son o no saben respetar el dogma de otros, dogma tal como la sinceridad, la veracidad y la honestidad. Mi Santa, admirada y querida, Madre me decía, siempre, que los amigos solo sabes que lo son cuando los necesitas … o los conoces.


 


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí ... Tracy, muy cruel ... [video]https://www.youtube.com/watch?v=QJG_LkQJSYs[/video]

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/