a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 16 de enero de 2015

El precio de la verdad … según quien

 

15914_10204116059836531_8748041579199226290_n

Previa: Intentaré que esta bloguería no parezca una parte de ese muro de las lamentaciones al que, a veces, me gusta pertenecer.

16 enero 2015

Declarar en un juicio, como testigo de una parte,  entre amigos ... un problema ... el dañado siempre eres tú ¿Por qué fuiste? - Acabas preguntándote ... Y yo me respondo: Lo hago, inevitablemente, por un arcaico sentido de la responsabilidad, aunque alguna de las partes, estúpidamente, no sepa aceptarlo. Ofende, claro, que al salir te llamen el nombre del cerdo … impensable en un responsable de una familia muy importante de Elx, por otra parte buenos amigos. Es lo que tiene la ineptitud de algún empleado con cargo, falta de ética y , especialmente, de recursos humanos solventes. Lo siento, yo nací libre y como soy.  Cada empresa lleva las cosas como cree conocer.

Seguir vivo y sensorialmente activo, no es siempre una vida fácil ... es solo sentirse honrado al hacer eso de ser activamente fiel a tus principios. Si alguien no puede entenderme es que, seguramente, no es capaz de entender la razón o mis razones, claro, lo malo es cuando las razones marcan una línea roja entre tus amigos y los que no lo son o no saben respetar el dogma de otros, dogma tal como la sinceridad, la veracidad y la honestidad. Mi Santa, admirada y querida, Madre me decía, siempre, que los amigos solo sabes que lo son cuando los necesitas … o los conoces.

 

 Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)
 

 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí ... Tracy, muy cruel ... [video]https://www.youtube.com/watch?v=QJG_LkQJSYs[/video]

      Eliminar