a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 14 de enero de 2015

Vida aburrida? ... me niego

 
14 diciembre 2015
 
Lola,  que no la Loli, es otra amiga de nuestra cafetuliana amiga Leonor y, hoy, parecía estar como si hubiera comido ajos, sí, el problema estaba en que su nuera le había propuesta condenarla  a un largo fin de semana a cuidar de la jauría de sus cuatro nietos para el puente de San José/2015,  pues el nene y la nena querían hacer un viaje a Saint Tropez para reencontrar su relación, para cambiar de aires y para descansar. "Lola ... son jóvenes, necesitan acomodar su relación y te piden un favor" - Le decía  Leonor, pero Lola,  en su ira y sintiéndose desairada e incomprendida, le soltó todo un reglamento de subsistencia en el vacío:
"No, Leonor, ellos no saben lo que es pasar hambre, no saben lo que es ver a tu hombre solo de noche y los domingos un rato mientras no se llevaba los niños al Palmeral, no saben lo que es planchar para los médicos mientras cuidas de la casa y de los hijos, ellos no saben lo que es cocinar un día las habas y al otro las pieles, no saben lo que es envolver a un niño en una manta y llevarlo al médico del seguro para que te viera a la hora y media de estar allí, ellos no saben de los domingos sin televisión, ni de un mundo sin garantías ni personales ni políticas,  ellos no saben de dificultades. Que ahora mi hijo, se sienta fuerte y ella crea que se entiende con la putita de su secretaria ... pues no, no me sirve. Si no se entienden que luche por él y si no sabe o no puede, que lo deje, pero a mi que no me usen. Deben ser consecuentes con sus actos, con su vida, que luchen por lo quieran ser o tener, pero que no busquen excusas ni ayudas estúpidas. Yo ya luché por ello y ahora que estoy viuda y con todos mis hijos con carrera, quiero a mis 68 vivir mi vida, tranquila, feliz y, si pudiera ser, querida, no explotada por unos jóvenes ya cuarentones que no entienden que todo, absolutamente todo, se gana y no se regala. No quiero acabar como algunas de mis amigas, sola, sin dinero y en una residencia de ancianos como si fuera un perro enfermo. Antes ... me pierdo."
 
No me quiero extender ... ¿Se entiende ... verdad?
 
 
Enviado desde mi Note 4

 

 Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)
 

 

.

7 comentarios:

  1. Claro que se entiende, Enrique. La pregunta sería ¿lo entienden...los hijos?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, María José, no he referido la respuesta de Leonor que le ha dicho a la Lola: No te preocupes, Lola, haces bien, ellos tiene una enfermedad que se cura con el tiempo ... solo son jóvenes.

      Eliminar
  2. Enrique, como decía el coronel de "Algunos hombres buenos" con su potente voz: ¡CRISTALINO! Es claro como el vidrio de una copa recién soplada, porque esto es lo que debían pensar los hijos de esta amiga: hay que soplarla y elevarla del suelo por haber luchado por nosotros, no condenarla a seguir siendo el hombro que sostiene sus problemas.

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, amigo Antonio, hay tanto y tanto que, además, se muestran ante mis ojos de forma tan cruel que no sé que pensar.

      Eliminar
  3. [video]https://www.youtube.com/watch?v=ohfc1F26z_U[/video]

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias, mimarzgz ... tenía mis dudas, hay tanto que ...

      Eliminar