a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 12 de febrero de 2015

Las Herencias ... esa mierda

246_lg
Imagen Henry Cartier-Bresson 

12 febrero 2015       -     21 agosto 2016

Lisa, una amiga de Leonor venía hoy al Ateneo a  despedirse de ella y  ..
"Estaba harta de ellos y decidí venir hasta aquí para quedarme. Todo empezó cuando me quedé viuda: Mi hijo heredó la mitad de la casa donde yo vivía con mi marido en Torrelodones y la mitad del apartamento en Playa San Juan. Él,  mi hijo, se separó y exigió vivir conmigo y lo hizo, claro. Empezó a  arrinconarme cuando tuvo una nueva pareja y que incrementó, luego, cuando tuvo un hijo con ella. Ahora aquí estoy, sin piso en Madrid y con apartamento con hipoteca que pago yo sola. Decidí  ponerlo en venta y recibo una oferta que deducida la hipoteca nos dan 75.000 € y a  mi hijo,  claro, le ha interesado cobrar la mitad de lo que sea y por  tanto firmamos mañana la venta aquí aunque él lo hará vía telemática desde Madrid. Me voy a vivir con mi hermana, también viuda, a Torrevieja donde allí tiene un apartamento que sus hijos le dejaron tras una larga discusión y la consiguiente quiebra de la relación familiar, al repartir la herencia del marido muerto."
Al irse Lisa, Leonor, (la más veterana de los socios amigos del Ateneo),  me dice: Qué mierda son las herencias ... ¿Verdad,  Enrique? - Al instante he cogido a  Leonor por los hombros y mirándola a  los ojos le he dicho: No Leonor, las herencias no son la mierda, ésa la fabricamos nosotros sin darnos cuenta cuando educamos a nuestros hijos. Lo de Lisa y su hermana, aunque lo parezca, no es lo normal, solo es ... lo que es - ¿Y qué es, Enrique? - Respóndetelo tú, amiga.


Enviado desde mi Note 4




enriquetarragófreixes



6 comentarios:

  1. Enric, cada vez lo haces mejor......cada relato, cada texto, artículo, columna, como se quiera llamar encierra una enseñanza. La de hoy, demoledora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, ... te lo dirán todos, amigo Antonio, pero eres un encanto de persona. Tus comentarios son vitamina pura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Javi-k dijo:
    12 febrero, 2015 en 11:50 (Editar)

    Las herencias sacan a relucir lo peor de cada casa. Es una lástima pero muchas veces es así.

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Javi, hay muchos puntos de vista para ello. Los hay que opinan que es una barbaridad que el estado se quede con un tercio del valor de una vivienda o del patrimonio, que unos padres han conseguido pagar o ganar, durante toda su vida gracias al ahorro, para podérselo dar a sus hijos y hay quien opina que es una barbaridad y un mal cancerígeno formacional, que alguien obtenga cualquier bien por el que no haya hecho nada para ganárselo. ¿Cuál es el criterio funcional y adecuado? – Yo ya no, lo sé.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Los que estamos bajo el palio de la "legítima" nos parece increíble el asunto del "hereu" o de EEUU donde se lo puedes dejar todo a quien quieras sin obligaciones...

      Eliminar
    3. Así es, Alacantí. Fíjate el absurdo de que una hora antes de morirte tú eres dueño de dar todo a quien te de la gana, es decir, dar, regalar, etc pero una vez muerto ya no.

      Eliminar