a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 18 de marzo de 2015

El pantalón, los garbanzos y el charco


18 marzo 2015

Me decía, hace un rato, Pepe, (el sindicalista recalcitrante en la reserva), que ya llevo varios días haciéndole llorar con mis historias aquí contadas, así que decidí relatar, hoy, una anécdota más terrenal.

Al fondo a la derecha - esa es, casi siempre,  la respuesta del barista cuando preguntas por el lugar de las urgencias. Ese lugar no es cualquier cosa, todos podríamos contar historias para no dormir sobre vivencias propias en tan peculiar lugar, pero la peor de todas es la que puede pasarte cuando entras en un aseo encharcado, taza con caldo amarillo por todos sus bordes y que tras la asquerosa limpieza de la taza y tras la dificultosa extracción del pantalón para colgarlo en el pomo de la puerta, éste,  el pantalón, ante un inesperado movimiento del mismo por un frustrado  aspirante a entrar en la zona del charco, éste,  el pantalón, se caiga sobre el encharcado pavimento.

Una mañana aciaga y todo por culpa de una mala cena ... nunca más garbanzos para cenar y mucho menos si al día siguiente tu vida va estar como un feriante, en la calle.

Enviado desde mi Note 4

9 comentarios:

  1. Que cosas Enrique,, no acabo de entender lo del pantalón,colgarlo en el pomo de la puerta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me rectifico, si que lo entiendo

      Eliminar
    2. OK, Toni, me temo que has cerrado los ojos y te has situado ¿Verdad?
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Vaya semanita amigo.......................animo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, amigo Antonio, la adversidad no puede conmigo ... y eso que lo intenta.

      Eliminar
  3. Los garbanzos, ni para cenar, ni para ir a los toros en pleno verano a las 5 de la tarde. jajajaja, es gracioso mientras no seas el que se enfunda en esos pantalones.

    Un abrazo Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, mcf, que lo he planteado como una historia, pero la realidad es que ... (salí como una tea encendida)
      Saludos.

      Eliminar
  4. ¿A quien se le ocurre quitarse el pantalón en un lugar como ese? Antes de entrar te lo vuelves un par de veces, como el que va a regar y... garbanzos de noche..¡¡.Ni con quince años hace uno esas barbaridades!! Ainssss, si es que algunos nos creemos jovencitos todavía y, no es que de espíritu no lo seamos, pero el chasis ya lo sufre.
    Besotes grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, detalles ... ya sabes como somos ... somos unos cómodos recalcitrantes y ... muy estúpidos, tienes razón, bastaba con haberse puesto en plan pescador. Las mujeres sois lo que sois, sois geniales, tenéis la mala costumbre de pensar.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar