a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 24 de octubre de 2015

La estupidez insiste siempre – (A. Camus)


albert_camus_by_jon_e_blaze

Albert Camus by jOn-E-bLaZe



24 octubre 2015    -    12 julio 2016



Es como reencontrarse con un amigo, aunque lo hayas conocido hace poco, como a mi me pasa con él. A los niños del Franquismo no se nos dejaba leer según que cosas, ni conocer según que vidas. Una importante parte de la historia del mundo se nos ocultó, nuestra rebeldía de los 60 nos llevó a creer que podríamos llegar a conocer todo aquello que se nos había ocultado y/o enmascarado. Nos prometimos el clásico NUNCA MAS y que para nuestros hijos nunca habría barreras para sentir, para amar y para conocer. Yo sigo esperando, sigo sin tener tiempo para todo ello, pero en eso estoy.


Hoy, en memoria de aquellas “quimeras juveniles”, estaba repasando la biografía de Albert Camus y me he puesto a ello, a pensar que nunca es tarde y que aún es momento para conseguirlo:


Al margen de las corrientes filosóficas, Camus elaboró una reflexión sobre la condición humana. Rechazando la formulación de un acto de fe en Dios, en la historia o en la razón, se opuso simultáneamente al cristianismo, al marxismo y al existencialismo. No dejó de luchar contra todas las ideologías y las abstracciones que alejan al hombre de lo humano. Lo define la Filosofía del absurdo, además de haber sido un convencido anarquista, dedicando parte importante de su libro "El hombre rebelde" a exponer, cuestionar y filosofar sobre su propia tendencia política y demostrar lo destructivo de toda ideología que proponga un fin de la historia.

Camus murió el 4 de enero de 1960, en un accidente de coche cerca de Le Petit-Villeblevin, lo cual para muchos resulta una muerte irónica, pues él, días antes de su accidente había dicho "No conozco nada más idiota que morir en un accidente de automóvil".

Yo, en justo homenaje a él y a su presencia en mi vida, me uno a su grito y lo hago con él: 
"Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta”.

.
 .


6 comentarios:

  1. Hola.me uno a tus lecturas de Albert Camus. Mis lecturas preferidas son las existenciales y sigo la corriente de este literato francés sobre la filosofía del absurdo. Su muerte en el accidente de coche en el que iba de copiloto es un reflejo de los absurdo de encontrar el significado de la vida. El destino lo convertió en protagonista de una muerte que él había criticado dos días antes: "No conozco nada más idiota que morir en un accidente de automóvil".

    ResponderEliminar
  2. Llevas razón, pero estás recuperando el tiempo perdido y quien no lo pudo recuperar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Tracy, yo soy un tipo con suerte, por eso no me quejo de casi nada ... creo.
      Un abrazo de casi lunes.

      Eliminar
  3. La rebeldía es la opción más auténtica de cualquier filósofo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una actitud natural, mimarzgz, en los hombres y mujeres de bien.
      Un abrazo

      Eliminar