a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 18 de enero de 2016

Orígenes ... volver a ellos


 Inge Morath © The Inge Morath Foundation - FRANCE. Paris. 1957. Montmartre. 

18 enero 2016


El Gran Gabo decía, en la forma que solo él sabía hacerlo, que hoy todo era diferente y ponía como prueba de ello que desde hacía un tiempo notaba que se estaba muriendo gente que antes no se moría. 

Uno de mis mejores amigos me contaba esta madrugada que  sentía vértigo cada vez que sus hijos se sentaban con él para recorrer esos enormes álbumes con las fotografías de la familia, sin darse cuenta de su frío sudor el cual fuera myor cuán más antigua fuera la fotografía. 

Pedro, uno de esos sabios ancianos de La Huerta de mis amores, que con su especial maestría es capaz de hacer reír ... y meditar, a cualquier persona que pase por su lado, me hablaba de la ausencia obligada a la cita de los lunes de unos, del miedo de otros cuando ven un asunto próximo el llegar a la siguiente esquina del camino y, en general, de todo aquello que suene a victimismo de viejos derrotados o de jóvenes veteranos maltratados por la soledad, el abandono de todos los suyos    o porque se sienten vanidosamente   desplazados de la primera página de la actualidad de su mundo. "No han aprendido a ser simples, agradecidos y felices, supervivientes de una vida plena y que ignoran su papel en este pesebre en el que la naturaleza nos instala, con suerte,  a todos. Adaptarse al tiempo en el que se vive, ser consciente de la realidad escénica que ello supone y saberse colocar en la mesa del fondo, (lejos de la puerta de entrada), a la hora de tomar el cóctel vital de lo mucho que aún queda por hacer y enseñar, es la esencia que nos hará llegar hasta donde queramos hacerlo y que es, (aunque no sepamos reconocerlo), donde todos los nuestros quieren vernos ¿Tú cómo lo ves, Enrique?" ...

No le contesté a mi veterano y lúcido amigo Huertano, pues estaba seguro que no lo habría podido hacer con la misma profundidad con que él mostró su desnudo manifiesto ... solo sonreí y tan solo atisbé a mover la cabeza de modo asertivo ... (admirado e impresionado por su manifiesto certero siendo,  como  fue, un rudo excultivador de la más pura y ancestral Huerta de siempre y que nunca jamás leyó libro alguno sobre el comportamiento humano ante la posible y deseada vejez o tema alguno). Nos hemos dado un fuerte y largo abrazo, ante el cuál, él, sorprendido, me ha dicho: "Enrique ... tienes que venirte a la Huerta ... aquí todo es más como debe ser ... más humano". No creáis que es cosa baladí  ... las charlas de los lunes en La Huerta debieran ser escritas por algún ilustre pensador y ser leídas en las escuelas de todas las edades, en busca de una tendencia: Orígenes".


8 comentarios:

  1. Sabia persona tu amigo. La sabiduría que da la vida es la más grande de todas. Aunque yo creo que hay gente que viene ya evolucionada de no se sabe dónde. COmo se dice en inglés: getting old is not for sissis. (Envejecer no es para mariquitas).
    Yo también me retiraría a la huerta en los tiempos que corren.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería una sabia decisión, Crónicas, ahí, (en La Huerta), se vive de maravilla. Yo estoy en ello ... me debato entre el mar o ella, (La Huerta) ... veremos como acaba esta guerra interna.
      Un abrazo y feliz lunes

      Eliminar
  2. Tu amigo es un sabio, con la única sabiduría válida que es la que da la experiencia. Y además de sabio lleva razón, en la huerta todo es más humano, más sencillo, que no es lo mismo que simple. Hay que acercarse al origen, mantenerse cerca para no perderse, para no creerse que seremos siempre jóvenes infinitos, para no engañarse con la idea de vejez agostada.
    Todos, viejos o jóvenes, tendríamos muchas más opciones de felicidad si simplificásemos los trámites.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría firmar, íntegramente, tu comentario amiga EmeM. Volver a lo sencillo ... a lo humano, es, empieza a ser, cuasi, una obligación. Es otro mundo.
      Feliz tarde, amiga.

      Eliminar
  3. Se dice por ahí y lo he visto
    que cuando uno se está por morir regresa a su tierra
    a los orígenes cuando estás viviendo o muriendo
    en un lugar que no es el de tus raíces...
    me gustó tu entrada tan llena siempre de matices de tu alma
    aunque yo en este momento esté pensando solo en el hoy de donde vivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Mucha, yo no pienso en donde vivir, solo pienso en vivir y por eso voy a seguir flirteando con la vida ... mientras ésta me deje.
      Feliz lunes querida poetisa.

      Eliminar
  4. Somos dos
    mientras podamos sigamos
    besossss

    ResponderEliminar