a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 5 de febrero de 2016

Siempre le quise, su mal le confundió



Coco Chanel

05 Febrero 2016

"El sentía dolores de modo inconstante pero incesante; el mal le estaba consumiendo por dentro atacando sus más profundas entrañas; su ánimo era escaso y su mal humor insoportable. Ella pagaba y pagó hasta el final todo sus males y soportó su estado, con sus desprecios, sus malos tratos y su insufrible coexistencia."

Me encontré  a Lucía en el camino al Faro. Iba elegantemente vestida, figura esbelta y un porte de señora bien que hacía que todos sintieran un extraño vértigo a su paso. Era la guapa mujer que fue y que seguía siendo a sus sesenta y muchos ... una atractiva y bella señora. Me acordé, justo al verla, de aquello que ella mismo me contó cuando él murió. Pero ahora, diez años después, parecía una nueva mujer ... sus ojos volvían a brillar y sus ademanes eran suaves, elegantes y receptivos como nunca o como siempre fue cuando la conocimos. Hablaba con soltura, con pausas, con una elegancia propia de las grandes estrellas del cine y así fue durante un buen rato  ... luego su gesto y su ánimo se derrumbó cuando hablamos de él.  

"Le sigo queriendo, Enrique, nunca me dolieron sus desprecios, ni su maltrato,  él fue el único amor de mi vida, yo le quería, le quise y le quiero como él lo hizo mientras el mal no se apoderó de él  ... "  - y ella no pudo más, entre sollozos se abalanzó contra mi y me abrazó  ... y lloró  ... y lloró mientras quiso hacerlo ... yo dejé que así fuera y pensé en su dolor ... y en la belleza del momento y me dejé llevar por el viento ... y por su adorable dolor.



Enviado desde Samsung Galaxy S6 +



6 comentarios:

  1. Realmente tienes ángel, amigo Enrique... Que bella forma de relatar un abrazo...
    Besos y feliz comienzo de fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme, solo son fotos de esos momentos que hacen que la vida siga siendo algo inusualmente bella y por la que vale la pena sentirla ... y vivirla.
      Feliz viernes, amiga.

      Eliminar
  2. El dolor cambia a las personas además de hacerlas sufrir y no todo el mundo es capaz de comprender y compadecerse de estos cambios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amiga Tracy. A mi de da cierto vértigo tan solo pensarlo, por eso me siento tan débil ante este tipo de sentimientos tan nobles y tan profundos.
      Un abrazo de viernes.

      Eliminar
  3. Qué belleza lo que nos cuentas, Enrique. Eso es amor verdadero. El dolor nos cambia el carácter, pero ella sabía que él seguía siendo él. Gran mujer, sí señor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Celia, qué bello es el amor y lo es en cualquiera de sus manifestaciones. Tiemblo ante su manifestación, ante su presencia, soy vulnerable ... me gusta serlo.
      Un abrazo, amiga y feliz viernes.

      Eliminar