a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 28 de marzo de 2016

Auf Wiedersehen Freund, glücklicher Tag - (adiós amigo)



Fotografía de autor ilocalizable

28 marzo 2016

Luchar contra el dolor de tus úlceras ya no es un aliciente, duele más un mal presagio o un enfundado pesimismo visceral sobre la necesidad o no, de querer vivir; vestirse de nazareno ya no está de moda y emborracharse con Pacharán, tampoco; los tomates de pera de hoy ya no saben como los de ayer, dice mi simpática frutera de Mutxamel, pues los abonos no pueden sustituir la riqueza natural del suelo; mi cura favorito me ha dicho, con la última copa santa de la madrugada, en mano y al calor del radiador de la Sacristía, que pecar es algo que solo está al alcance de los humanos y que él, como yo, seremos siempre humanos porque nos gusta pecar; Pepito, el niño cuarentón de la Lourdetas, dice que da gusto pasear con su silla de ruedas por el Paseo de La Playa en Semana Santa porque ve a mucha gente guapa ... y su ingenua risotada culminando su exclamación hace que me sienta más humilde y más humano que nunca.
 ... 

Pero mi madrugador paseo de hoy termina con una reflexión que surge cuando estando yo sentado en mi banco favorito cuando después de haber echado mis mil fotos diarias sobre los mismos lugares de siempre, un simpático guiri me dijo: "Siempre le veo por aquí haciendo las mismas fotografías sobre los mismos sitios ... ¿Por qué?"  - y yo le dije - supongo que con cara de perverso pecador sorprendido en su intimidad - al expectante teutón y, tras unos gloriosos segundos de silencio recomponedor ... "Mire usted, las fotografías pueden parecer las mismas, pero no lo son. El marco, la luz, el instante, es distinto. Esas fotografías son como la misma vida ... solo el tiempo las hace diferentes y a mi me esa sensación que recogen cuando las hago, me hacen más fuerte, más sincero, más necesario  ... me da vida y me hace sentirla cuando se me olvida hacerlo. Vivir es lo mejor que se puede hacer cuando se nos da la ocasión de hacerlo ... sentirla cerca y saber que cualquier día me puede dejar me hace aprovechar cada segundo que me da ... esas son mis fotografías, son vida, hacerlas es como robarle una parte sin que se de cuenta ella, la vida es fugaz, las fotografías la retienen" ... y mi amigo, con cara de haber estado escuchando a alguien que está un poco loco, me dio un golpe en el hombro a modo de despedida y me dijo ... "Auf Wiedersehen Freund, glücklicher Tag" ... y yo le sonreí, claro. 




6 comentarios:

  1. Hola. sería todo un placer escucharte cuando explicas que cada foto es diferente por todo el entorno del día que la sacas. Supongo que el alemán no te comprendería mucho tu reflexión pero es totalmente certera. Sacar la foto es como captar un instante de nuestra vida... y siempre podremos volver a revisarlas. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al alemán lo voy viendo casi cada día, Marta, ahora ya me dice otras cosas ... "Nuevas fotos mismo lugar, fotos siempre distintas, Freund". Creo que ya lo va comprendiendo, ahora, Marta, viene con una cámara en mano que lleva el nombre de Voigtländer y me parecio extraordinariamente antiguo, pero resulta que aún se hacen en algun lugar del mundo. Pura poesía, Marta, la fotografía une mucho.

      Eliminar
  2. Ya te echaba de menos, Enrique. Eres una inyección de positivisimo del auténtico, del que nace de la sabiduría.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre positivo, Celia, para estar de otra manera no tengo tiempo.La vida es como es y conmigo se ha portado, siempre, como una amiga. La quiero, la vida es bella.
      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  3. La rutina de cada dia nos hace sentir seguros Como la manta que nos daban de chicos o el osito d peluche con el cual dormiamos Salir de la rutina no es facil.Seguimos la ritina de la vida diaia La misma mujer el mismo esposo.
    Los cambios no son fáciles.
    Te entiendo
    Un abrazo y seguite disfrutando mientras tomas un helado que se derrite en tus pantalones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un helado puede que no, querida Mucha, pero eso que dices me sucede con los cafés ... ya no tengo pantalones sin mancha de café.
      Un abrazo amiga y recuerda, la vida es bella, solo se trata de saberla vivir como te guste hacerlo.

      Eliminar