a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 4 de junio de 2016

Hay que inventar la vida porque acaba siendo verdad


En lo peor, siempre elegante: LA CARTA 1940-LONDON
04 junio 2016
La persiana de la vecina, al ella levantarla, crea un ruido tal que es como si estuviera pasando por encima mío el mismo ferrocarril que en 1837 hacía la línea La Habana-Güines.
Abro los ojos, me froto el pecho, estiro las piernas … y aparto la sábana ¿Es de día? – “Sí cariño” – Entonces me lo creo y me levanto.
El primer golpe, el de mi tibia contra la esquina del soporte de la cama, ni lo siento – “¿Te has hecho daño cariño?” – Y suelto un “nocariño” aunque esté a punto de que me lleven a urgencias.
¿Quién dejó la puerta del pasillo medio abierta que casi me parte la frente? – “Fuiste tú el último en venir, cariño” – Y yo, aunque ya esté con cara de cuidados intensivos, medio cojo y sangrando la nariz, digo: “No pasa nada, casi mejor, vuelvo atrás, así voy al baño y le doy ensanche a mi próstata”.
Al entrar en el baño, coño, por fin encuentro un interruptor y zas, se hizo la luz. Me miro en el espejo y … casi me desmayo del susto.😄, (por Dios en idioma guay), cuanta decrepitud matinal. Abro la boca me acerco aún más al espejo y,😄, se pone como te queda la cara cuando abres el horno a 200, hecha una nube. Lo primero será preguntarme: ¿Quién podría peinarme así si lo pidiera? – “Una gran pregunta, cariño, se nota que cada vez estás más intelectualizado”.
Un poquito de alcohol, una buena ducha, colonia hasta en el ombligo, cremas anti dermatosis, antiinflamatorias distales, antimanchas, hidratante antisequedad, luego el dientes blancos, el colutorio, el Hair Tonic Blue y alguna cosa más que siempre se me olvida … – “¿Has bajado la tapa del inodoro, cariño?” – Pues no, allá voy.
O sea, dos horas después del primer golpe en la tibia, estoy como nuevo, ya me puedo mirar al espejo, cantar una canción o lanzarme al río pensando que era mozuelo, es decir, ya estoy hecho un chaval, con el ánimo arriba y con un hambre atroz … me voy a comer el mundo, hoy será un gran día y es que cada mañana me leo esa feliz cita de mi gran y admirada amiga, (aunque nunca llegué a conocerla), Ana María Matute: “El mundo hay que fabricárselo uno mismo, hay que crear peldaños que te suban, que te saquen del pozo. Hay que inventar la vida porque acaba siendo verdad”.







4 comentarios:

  1. Jajaja, qué bueno , Enrique. Y cada vez nos hacen falta más pontingues para estar potables, jajajajaja.
    Me encanta en dicho de la Matute.
    Besos y a disfrutar del finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saberte riendo, Celia.
      Feliz sábado y domingo.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
    2. Me vpy a Dormir sonriendo gracias

      Eliminar
    3. Felices sueños querida Mucha.
      Por aquí, calor.

      Eliminar